La misión del OIEA recopila "información importante" y establece presencia "continuada" en Zaporiyia

Para “ofrecer actualizaciones regulares de confianza, imparciales y neutrales”.
Grossi durante la visita en la planta.
Grossi durante la visita en la planta.
YURI KOCHETKOVEFE

La misión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha inspeccionado este jueves la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, controlada por las tropas desde marzo. A su salida, el jefe de la misión de expertos, Rafael Grossi, se ha mostrado preocupado por los ataques constantes y ha decidido establecer una presencia “continuada” en la planta y dejar allí a parte de su equipo al menos hasta el sábado.

Grossi, director general del OIEA, abandonó tras unas dos horas el recinto y explicó que en este tiempo él y los otros 13 expertos habían “podido reunir mucha información” en un primer recorrido de las áreas clave.

Quedarían en la planta de Zaporiyia al menos cinco representantes de la misión del OIEA, de un total de 14 miembros, quienes se encuentran descargando material de trabajo y seguirán en el lugar hasta, por lo menos, el 3 de septiembre.

La llegada del OIEA a la planta se produce después de que Ucrania haya acusado a las fuerzas rusas de lanzar ataques aéreos sobre la ruta establecida por el equipo de expertos de la agencia de la ONU. De hecho, el alcalde de Energodar, Dimitro Orlov, ha asegurado que ha habido “constantes bombardeos” desde primera hora de la mañana.

Tras el primer análisis de la situación en la central, se prevé que el OIEA se establezca en la central de forma permanente con el objetivo de “estabilizar la situación” y poder “ofrecer actualizaciones regulares de confianza, imparciales y neutrales”.

Los expertos que inspeccionaron las instalaciones estuvieron acompañados por representantes de la corporación estatal de energía atómica de Rusia, Rosatom, y empleados de la planta, según la agencia oficial rusa RIA Nóvosti.