NOTICIAS
04/03/2021 19:38 CET

La OMS alerta de nueva subida del contagio en Europa y pide reforzar medidas

Llevábamos seis semanas de descenso.

Getty Images
Vacunación en Palma.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado este jueves de la subida del contagio de la covid-19 en Europa, después de seis semanas seguidas de descensos, y ha llamado a reforzar las medidas de control, con especial atención a las nuevas variantes más contagiosas, además de advertir contra la reapertura precipitada de las sociedades.

Los contagios subieron un 9 % la pasada semana y más de la mitad de los 53 países de la región europea de la OMS presentan un aumento de nuevos casos, sobre todo en Europa Central y del Este, aunque también se ha producido un alza en la zona occidental, ha explicado en rueda de prensa el director de OMS-Europa, Hans Kluge.

“La propagación de las nuevas variantes está impulsando un aumento, pero la reapertura de las sociedades no se está haciendo de forma controlada y segura”, señaló Kluge en una comparecencia desde la sede regional de la OMS en Copenhague, apuntando a una “combinación de factores” para explicar el repunte.

De ahí que abogase por que la relajación de las restricciones se haga de forma “coherente, gradual, oportuna y basándose en evidencias”.

Aumentar el control y los test

La OMS considera necesario aumentar el control de esas mutaciones, así como el número de test y las medidas de rastreo y aislamiento; mejorar la prevención y vigilancia de otras enfermedades, más esfuerzos para involucrar a las poblaciones y superar el hartazgo provocado por la pandemia y acelerar la campaña de vacunación.

La mutación B 1.1.7., surgida en el Reino Unido, está presente ya en 43 países; la conocida como variante sudafricana (B 1.351), en 26; y la P1 (Brasil/Japón), en 15.

De los 53 países de la región europea de la OMS, 45 han comenzado la vacunación y el 1,9 % de la población en cuarenta y el 24,5 % en veinte han recibido las dos dosis, según datos difundidos por la OMS.

“Estamos en un punto de inflexión. Estamos muy preocupados, pero a la vez hemos visto que es posible contener las nuevas variantes”, ha señalado Kluge, en alusión a los resultados obtenidos en los países que más rápido están vacunando a su población, como el Reino Unido e Israel.

Kluge ha insistido en la necesidad de “regresar a lo básico”, de usar “lo que sabemos que funciona” para suprimir la expansión del virus. 

Mayor número de vacunas posibles

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha comenzado hoy un proceso de “revisión continua”, un análisis en tiempo real, de los datos sobre la seguridad, la eficacia y la calidad de la vacuna rusa Sputnik-V, un proceso que podría conducir a autorizar el uso de este fármaco en la Unión Europea (UE).

Kluge ha calificado el anuncio de “buenas noticias” y “una evolución muy bienvenida”, aludiendo a la necesidad de aumentar el número de vacunas disponibles en la región europea.

El máximo responsable de OMS-Europa se ha referido también a las iniciativas de varios países europeos para impulsar por su cuenta la adquisición de vacunas y señaló que no significa necesariamente una “brecha” en la solidaridad entre países.

“La solidaridad internacional no se contradice con la responsabilidad nacional”, ha dicho Kluge, mostrándose comprensivo con los esfuerzos de cada país pensando en su población, pero advirtiendo a la vez de la importancia de apoyar el Mecanismo COVAX de la Alianza Mundial para las Vacunas (GAVI).

Desigualdad de género

Durante su comparecencia, Kluge ha señalado que la covid-19 ha agravado las desigualdades de género y ha recordado el papel dominante de las mujeres entre los trabajadores sanitarios, hasta representar siete de cada diez puestos de trabajo a nivel global.

Los trabajadores sanitarios suponen el 8 % del total de casos de coronavirus, y del total de 1,3 millones de estos infectados hace cinco semanas, el 68 % eran mujeres.

“Debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para proteger a nuestra línea del frente. Es fundamental, una obligación de cada gobierno, asegurar la vacunación de la fuerza de trabajo sanitaria y social”, ha dicho Kluge.

Con vistas a la celebración el próximo lunes del Día Internacional de la Mujer, Kluge ha resaltado la importancia de reducir el impacto socioeconómico de la pandemia en las mujeres, recordando que la “inaceptable” brecha de sueldos en la sanidad es del 25 % entre hombres y mujeres.

La participación femenina en las decisiones sobre prevención y control del virus debe ser garantizada y es necesario reforzar el apoyo social, la prevención, detección temprana y tratamiento de las mujeres en riesgo de sufrir violencia doméstica, apuntó el máximo responsable de OMS-Europa. 

DE EXPERTO A EXPERTO