ECONOMÍA
27/07/2019 13:34 CEST | Actualizado 27/07/2019 16:16 CEST

La temporalidad y el abuso de horas extra: las razones para la huelga del personal de tierra de Iberia del Aeropuerto del Prat

Se han cancelado decenas de vuelos y se espera que pueda afectar a un millar de desplazamientos. Una tromba de agua paraliza el aeropuerto durante media hora.

EFE

Los servicios mínimos decretados con motivo de la huelga de este fin de semana del personal de tierra de Iberia en el aeropuerto de Barcelona se están cumpliendo con normalidad durante las primeras horas de la jornada de protesta de este sábado.

Una huelga que, según han explicado los representantes de los trabajadores, se produce por la falta de acuerdo con la empresa sobre la necesidad urgente de estabilizar el empleo, transformando la totalidad de los trabajadores fijos a tiempo parcial a fijos a tiempo completo, y pasar a fijos a 400 trabajadores eventuales, de una plantilla de más de 1.000 personas.

El comité de huelga cree que eso solucionaría la mayoría de problemas que sufre actualmente la plantilla, como el “abuso de horas extraordinarias obligatorias” o la reorganización de turnos y horarios que permitirían a la plantilla de Iberia Barcelona trabajar en “condiciones dignas”. 

La convocatoria de huelga ha obligado a cancelar decenas de vuelos en El Prat durante todo el fin de semana, ya que el personal de tierra de Iberia presta servicio a 27 aerolíneas, entre ellas Vueling, British Airways, Air Lingus o Level.

Vueling, la aerolínea que más vuelos opera en El Prat, es la compañía más afectada, con la cancelación de 112 vuelos, lo que afectará al 7% de los viajeros, el 95% de los cuales serán reubicados en otros aviones el mismo día o el siguiente.

Iberia ha informado en un comunicado de que hasta las 09.00 horas de este sábado, transcurridas las primeras nueve horas de huelga, se han operado con normalidad 102 vuelos, 55 de ellos de salida y 47 de llegada, mientras que un portavoz de AENA ha explicado que el paro ha obligado a cancelar 62 vuelos que debían llegar o despegar hoy de El Prat.

Desde primeras horas de la mañana, la afluencia de pasajeros en el aeropuerto es la normal en un fin de semana de julio y no se están produciendo aglomeraciones de viajeros, ya que, tras decretarse los servicios mínimos el pasado jueves, las compañías aéreas afectadas por la huelga desviaron al pasaje afectado por la huelga a otros vuelos e informaron a aquellos que no podían ser recolocados para que ya no acudieran a El Prat.

Seguimiento del 80%, según los sindicatos

El portavoz de UGT Iberia Barcelona, Omar Minguillón, ha valorado positivamente el seguimiento de la huelga del personal de tierra de Iberia, que ha cifrado en un 80%, a la vez que ha criticado que los servicios mínimos son “abusivos” y que 7 de cada 10 trabajadores deben cumplirlos.

Iberia, por su parte, afirma que el seguimiento ha sido del 14,91% hasta las 13:00.

Aunque por ahora la situación en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat es de tranquilidad, los representantes de los trabajadores han señalado que durante esta tarde y mañana se pueden “notar más” los efectos de la huelga.

En esta primera jornada de huelga, que se alargará hasta mañana domingo 28 de julio, Minguillón ha considerado que el seguimiento “es interesante” para sus “pretensiones” y ha asegurado que están “contentos” porque la plantilla les “está dando su respaldo”.

A pesar de criticar los servicios mínimos, el portavoz ha señalado que se están siguiendo “a rajatabla” y ha subrayado que no quieren “caos”, sino que sus reivindicaciones “lleguen a buen puerto”.

“El pasado año por estas mismas fechas desconvocamos una huelga al considerar que la compañía había entendido las carencias que tiene en este aeropuerto en materia de personal y un año después nos encontramos que seguimos igual”, ha señalado Minguillón. 

Sin acuerdo tras seis horas de reunión


Este viernes por la tarde, los representantes del comité y de la empresa mantuvieron una reunión en el departamento de Trabajo de la Generalitat para intentar desbloquear la situación, pero acabó sin acuerdo bien entrada la noche.

Sindicatos y empresa no lograron ponerse de acuerdo tras más de seis horas y media de negociaciones: los primeros aseguraron que Iberia había sido “intransigente” y no había hecho ninguna oferta, mientras que la dirección se escudó en que las reivindicaciones de los trabajadores están fuera del ámbito de las competencias del comité de empresa en el aeropuerto barcelonés.

El tiempo tampoco ayuda

A esto se ha sumado que el aeropuerto se ha visto obligado a paralizar todas sus operaciones durante algo más de media hora, entre las 12:53 horas y las 13:30 horas, a causa de las intensas lluvias que han afectado a la capital catalana y su área metropolitana.

Según AENA, la mejora de las condiciones atmosféricas ha permitido que sobre las 13:30 horas los aviones hayan podido volver a aterrizar en Barcelona, mientras que a las 13.48 horas se han reanudado las operaciones de despegue, aunque de forma escalonada.

Durante la media hora que las pistas de El Prat han estado totalmente impracticables, numerosos aviones han tenido que dar vueltas en el espacio aéreo esperando poder aterrizar y dos han tenido que ser desviados a otros aeropuertos: un Easyjet procedente de Basilea (Suiza) se ha redirigido a Girona, mientras que un Ryanair que venía de Hamburgo (Alemania) se ha desviado a Reus (Tarragona).

SOMOS LO QUE HACEMOS