Las contradicciones de Adara Molinero, ganadora de 'GH VIP 7'

Ni Gianmarco Onestini ni Hugo Sierra: mejor un trabajo en Telecinco.
Gianmarco y Adara en 'GH VIP 7'. 
Gianmarco y Adara en 'GH VIP 7'. 

Participó en Gran Hermano 17 en el año 2016 durante 84 días. Entró en GH VIP 7 siendo pareja del ganador de GH Revolution (2017) —Hugo Sierra— y, aun así, Adara Molinero parece no saber en qué programa participaba. Eso sí, su supuesta ingenuidad ha conquistado al público, que le ha dado el maletín de los 100.000 euros de GH VIP. Sin embargo, su discurso dentro y fuera de la casa está lleno de contradicciones.

El triángulo amoroso Hugo Sierra - Gianmarco - Adara está dando más juego del que hay dentro de un concurso. La ganadora del reality de Telecinco ha ofrecido una entrevista a la revista Lecturas antes de que se emita el debate final de GH VIP. Todo lo que se vive en la casa es real, según todos los concursantes.

No se sabe en qué plano entre el mundo real y el mundo irreal vive Adara. Tampoco se sabe qué es el mundo irreal para ella y qué es el mundo real. Y mucho menos, en cuál de los mundos coloca a cada personaje de esta historia, incluida ella misma. Lo que sí se sabe es que Gianmarco, del que “se enamoró” dentro de la casa teniendo pareja fuera “tendrá que esperar”. Y lo que más influye en sus decisiones es, obviamente, el hijo que tiene en común con Hugo Sierra.

Todo en Adara son contrariedades. Reales o irreales... A ver quién tiene la capacidad de poner en orden esta maraña de ideas contradictorias:

Adara Molinero en 'GH VIP 7'.
Adara Molinero en 'GH VIP 7'.

1. Un mundo irreal

Los espectadores llevan casi 20 años escuchando que dentro de GH todo es real, y que si parece falso o exagerado es solo porque “todo se magnifica”. Por eso las historias se viven de manera más intensa. Adara coincidía con esa lectura, aunque parece que ha cambiado de opinión al participar por segunda vez en un reality: “Gianmarco y yo hemos vivido una historia en un mundo irreal”.

2. Los pies en la tierra

“Estoy en el mismo punto con él, pero estoy preocupada [porque tiene un hijo en común con Hugo Sierra]. Y eso me impide pensar en nada más”. ¿El concurso ha terminado y ella está en el mismo punto de una historia vivida en un mundo irreal? Parece que ha salido del concurso, pero no ha puesto los pies en la tierra, teniendo en cuenta que la casa de GH es un mundo irreal. Además, no ha hablado con Gianmarco para conocer “su punto”.

3. El disgusto le llega ahora

“Cuando vi eso me hizo desconfiar un poquito. Me llevé un disgustazo”. Adara asegura que ella no vio el tonteo entre Gianmarco y Alba Carrillo dentro de la casa, a pesar de que ninguno de los dos se molestaron en ocultarlo. Pero ahora, y no antes, es cuando le genera desconfianza. Tampoco sabía que las cámaras le estaban grabando mientras mantenía una conversación sobre su vida personal en el concurso. Sí, en Gran Hermano, ese concurso que tiene un canal 24 horas y ningún punto ciego...

4. La realidad

Antes de entrar en el concurso, se fue “metiendo en un agujero [emocional]”. “GH me ha dado un empujón para afrontar la realidad”. ¿Un mundo irreal le ha dado el empujón para afrontar la realidad?

... ¿Qué le pide a 2020?

Entre otras cosas, “mucho trabajo”: “Me gustaría hacer cosas en la tele”. ¿En la ‘telerrealidad’?

Los 'realities', una cantera de presentadores y reporteros para Telecinco