POLÍTICA
26/04/2019 19:27 CEST | Actualizado 26/04/2019 21:14 CEST

Laura Borràs: "Pedro Sánchez no tiene en absoluto garantizados los votos de Junts per Catalunya"

Entrevista a la 'número dos' de Junts a las elecciones generales

EFE

Lleva el 1-O siempre en su cabeza. Le marcó. Y decidió en ese momento dar un salto a la política. Laura Borràs se ha convertido en la voz de Junts per Catalunya en estas elecciones generales y prepara ya su desembarco en Madrid.

Con Jordi Sànchez en la cárcel, ella se ha encargado de ser el rostro de Junts durante estos quince días. Su misión: ser la voz “clara” del independentismo a partir del 28-A en el Congreso de los Diputados. No se atreve a prometer una fecha para la independencia, aunque espera que su hija vea el sueño que no pudo su padre. Y advierte: Pedro Sánchez no tiene asegurados sus votos para la investidura.

Borràs avisa de que piensa ser una “radical” en la próxima legislatura. Como filóloga, explica que eso significa ir a la raíz de las cosas. Y tiene mucho que decir sobre Vox, Cayetana Álvarez de Toledo e Inés Arrimadas.

¿Por qué dar el paso a Madrid?

Estoy en política como consecuencia de lo que vivimos en Cataluña el 1-O. Soy académica y profesora universitaria, pero lo que vivimos colectivamente ese día me marcó de manera personal. Cuando el president Carles Puigdemont en el exilio me pide que forme parte de su lista y participar en Junts, doy el paso al frente considerando que la situación es excepcional desde el punto de vista democrático. Con un Gobierno en la cárcel o en el exilio. Tengo que dejar aparcado mi proyecto de vida, entré como diputada, luego elegida consellera de Cultura y ahora me piden que dé el paso a Madrid.

¿Tiene garantizados Pedro Sánchez los votos de Junts per Catalunya para una investidura?

De ninguna manera, no los tiene garantizado en absoluto. Ya dimos un cheque en blanco a Sánchez en el momento de la moción de censura y ya se lo ha cobrado por adelantado. No vamos a hacerlo en una segunda ocasión. Lo cierto es que no sabemos cuántos rostros tiene el Pedro Sánchez que conocemos, fue cómplice perfecto y necesario para la aplicación del 155 y después en el Gobierno tampoco ha servido de nada. La mesa del diálogo, finalmente desocupada por su parte. El rostro que nos ha presentado hasta ahora es el de ‘no, no, no’. No a la autodeterminación, no al reférendum, no a la independencia. Trataremos de hacer llegar la fuerza del ‘sí’ al diálogo, la negociación y el poder decidir nuestro futuro.

Para nada soy una golpista

¿Se considera una golpista?

De ninguna manera. Y yo, que soy filóloga y trabajo con las palabras, creo que se está produciendo un ejercicio de frivolidad o incluso de obscenidad con el uso de palabras como golpistas, xenófobos o totalitaristas. Me parece que es temerario, una gran ignorancia o una gran tergiversación utilizar estos conceptos. Para nada me parece que yo pueda ser golpista ni tan siquiera el Gobierno que fue votado por amplia mayoría y con un programa electoral que llevaba una DUI, que fue aprobado por la Junta Electoral Central. Ahora está siendo procesado por demócrata.

EFE

Estas elecciones tienen como principal novedad la irrupción de Vox, estará sentada con ellos en el Congreso, en las encuestas van al alza. ¿Tiene miedo a este partido?

El auge de la extrema derecha es preocupante en Europa y en España si se confirman las encuestas. A la ultraderecha y al fascismo se le combate siempre. Es preocupante por posiciones nefastas que hablan de supresión de derechos fundamentales y de una falta de respeto y tolerancia.

Hemos visto mucha tensión con Cayetana Álvarez de Toledo (PP), por ejemplo en el debate de TV3. ¿Cómo va esa batalla? ¿Y qué le parece la candidata del PP, que incluso se vanagloria de no hablar catalán?

Me parece que vanagloriarse de cualquier tipo de ignorancia es bastante temerario. Alguien que se vanagloria de no conocer una lengua, pues no sé… Yo que hablo cinco distintas, me encantaría hablar más. Y cuando uno ama las lenguas las ama a todas. De modo que, al contrario, siempre lamento lo que nos sé y trato de aprender. Y más cuando es algo tan importante y significativo como es una lengua que vertebra una cultura y una tradición de una tierra por la que se presenta. Es un signo claro del respeto que le tiene a la lengua propia de Cataluña. Es tan elocuente que no hace falta que lo valore más.

También tenemos el caso de Inés Arrimadas, que da el salto de Barcelona a Madrid. Han coincidido en el Parlament. ¿Qué le parece? ¿Y qué espera de ella en el Congreso?

Si va a reproducir miméticamente las actuaciones a las que nos tiene acostumbrados en Cataluña, es frivolizar con las instituciones y el respeto a los compañeros diputados. Por el hecho de vivir permanentemente una situación de crispación, de insulto, de amenaza, siempre estamos esperando el numerito del día. A mí me sacaron, por ejemplo, El Quijote, como si fuera un arma arrojadiza. A una profesora de Literatura Comparada, cuyo último capítulo de tesis versó sobre El Quijote. Te da mucha información sobre cómo son y piensan. Lamentar que alguien haga del insulto y de la amenaza una forma de hacer política, es destruir y destruir siempre.

En las encuestas en Cataluña, ERC les gana de calle, el PSC sube… ¿Qué pasa? ¿Fallan los sondeos?¿Han perdido conexión con la calle?

Las encuestas siempre nos han dado malos resultados. Luego la realidad tergiversó las del 21-D afortunadamente. Ahora estamos en la misma situación: unos pronósticos tan por debajo del radar que solo podemos tener margen hacia la mejora. Un mensaje en positivo, nunca contra nadie, siempre a favor de derechos y libertades, fin de la represión.

Me encantaría pero no puedo prometer la fecha de la independencia

Su inclusión en las listas se ha interpretado como una laminación al señor Campuzano y al sector moderado del PDeCAT. ¿Vamos a encontrar un grupo más radical? ¿Llegan para bloquear el Congreso?

Lo que digo siempre, alguien que no procede de una militancia en ningún partido lo hace por un proyecto que pretende ser un movimiento que ha desbordado los partidos. El PDeCAT puede que sea el único de los partidos que ha entendido esta movilización masiva en Cataluña y se ha abierto. Sus procesos internos se han respetado escrupulosamente y ellos mismos han decidido a través de sus órganos cómo afrontar esta situación de renovación. Cualquier cambio, siempre genera una renovación. Hay gente que sigue formando parte del grupo como Sergi Miquel y Ferran Bel. Y Campuzano es una persona de una larguísima trayectoria y de una experiencia encomiable. Además, un conocimiento del que espero aprender. El PDeCAT ha decidido que no forme parte de esta lista y los que somos ajenos solo podemos respetar las decisiones. Como soy filóloga, digo que vamos a ser muy radicales, porque significa ir a la raíz de las cosas. Vamos a desbloquear la democracia y bloquear todo aquello que pueda ser negativo para Cataluña.

Ahora que va a tener asiento en las Cortes Generales, ¿puede prometer una fecha de independencia a los votantes?

Me encantaría, pero es evidente que no puede hacerlo. Espero que mi hija pueda ver el sueño de mi padre. Nada me gustaría más, pero la complejidad del momento haría incoherente por mi parte el hecho de fijarla. No depende de mí, pero yo voy a trabajar para que la voz de la independencia se escuche alta y clara en el Congreso de los Diputados. Ojalá los votantes del 1-O nos den la confianza.