Leonor y Sofía evidencian una vez más sus diferencias

Los caminos de las hermanas se separan, también en lo que se refiere a su armario.
La princesa Leonor y la infanta Sofía, con su abuela
Chema ClaresGTRES
La princesa Leonor y la infanta Sofía, con su abuela

Que Leonor y Sofía tienen personalidades diferentes quedó claro hace tiempo y sus elecciones en materia de estilo lo demuestran. El mejor ejemplo lo encontramos en los actos del 12 de octubre de 2020, cuando la hija pequeña de los reyes eligió un pantalón, una prenda que, en teoría, no entra dentro del protocolo.

Este viernes han vuelto a evidenciar sus diferencias en los Premios Princesa de Asturias, donde las hermanas han acaparado gran parte de la atención, cada una con su particular estilo.

A diferencia del año pasado, la princesa Leonor ha elegido un vestido muy juvenil de la firma española Bgo & Me. Se trata de un diseño de estampado de rombos bicolor, con manga corta abullonada y un volante en la parte inferior del vestido. El minivestido, que sube considerablemente el largo que acostumbra a llevar Leonor en este tipo de actos, va rematado con un lazo negro en la espalda.

La princesa Leonor, a su llegada a los premios
Chema ClaresGTRES
La princesa Leonor, a su llegada a los premios

La heredera ha apostado en esta ocasión por recoger su melena en una bonita coleta alta, algo poco habitual en ella. Leonor ha estrenado unos nuevos salones, en color negro, y ha repetido los mismos pendientes que lució en la mañana del viernes, los aros dorados efecto bambú que comparte habitualmente con su madre.

También comparte con la reina la infanta Sofía, que ha tomado prestada del vestidor de Letizia la camiseta negra con brillantes que ha elegido para la entrega de los premios. La benjamina de la familia ha vuelto a hacer gala de su estilo propio y ha apostado por un look inspirado en una de sus grandes pasiones, el ballet.

La infanta Sofía, junto a su hermana.
Chema ClaresGTRES
La infanta Sofía, junto a su hermana.

Sofía ha vestido una falda rosa de tul de la firma Psophía y unas bailarinas negras de Carolina Herrera, dejando clara su personalidad propia. La infanta ha completado el estilismo con una fina pulsera de plata con piedras negras y ha lucido un moño bajo y despeinado.

Poco queda ya de aquellas niñas a las que su madre vestía exactamente igual, intercambiándose colores en cada acto. Leonor y Sofía incluso acostumbraban a llevar las mismas trenzas a modo de diadema. Ya adolescentes, Leonor ha adoptado un estilo más discreto y formal, inevitablemente ligado a su condición de heredera, mientras que Sofía tiene más cancha para innovar.

De hecho, Sofía fue una de las protagonistas del desfile del 12 de octubre con su look de estilo bohemio.

Entrega de los Premios Princesa de Asturias 2021