NOTICIAS
11/08/2021 15:02 CEST

Los trabajadores de residencias que rechacen la vacuna podrán ser trasladados de puesto

Como mínimo, tendrán que someterse a dos test de detección del virus dos veces a la semana.

UGT-A/Europa Press
Un trabajador y un usuario de una residencia de personas mayores.

Los trabajadores de residencias de mayores que rechacen la vacuna o que no hayan completado su vacunación deberán realizase Pruebas de Detección de Infección Aguda (PDIA) mínimo dos veces por semana, y se podrá valorar su cambio de puesto de trabajo.

Esta es una de las medidas recomendadas para las residencias de mayores que han sido actualizadas respecto a las del mes de marzo y que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha trasladado este miércoles al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), reunido de forma telemática en un Pleno extraordinario.

En este sentido, el departamento que dirige Darias ha explicado que aunque el número de casos y fallecimientos en los mayores residentes en centros sociosanitarios ha descendido de forma considerable desde el mes de marzo de 2021, en el que se les terminó de vacunar, “en situaciones de alta transmisión comunitaria hay riesgo de que aparezcan casos si no se toman las debidas precauciones”.

En situaciones de alta transmisión comunitaria hay riesgo de que aparezcan casos si no se toman las debidas precaucionesCarolina Darias

De este modo, la ministra Darias ha informado del documento de recomendaciones aprobado por los técnicos de la Ponencia de Alertas, que se irá revisando por los responsables de Salud Pública de cada comunidad autónoma y que marcará las líneas generales de actuación.

En concreto, el documento defiende la necesidad de promover de forma activa la vacunación, identificar las causas que reducen el acceso o la aceptación de la misma y desarrollar estrategias para incrementar al máximo las coberturas, siempre con la participación de los centros.

También se insiste en garantizar que, trabajadores y visitantes, vacunados y no vacunados, mantengan las medidas de higiene y prevención, tales como el uso de mascarilla, higiene de manos y distancia de seguridad, así como la apropiada limpieza y desinfección de los centros y una ventilación adecuada.

Sin embargo, entre las recomendaciones concretas, destacan las referidas al personal trabajador no vacunado o que rechace la vacuna, a los que se propone realizar control de temperatura diaria y PDIA de forma regular (mínimo 2 veces por semana), como medida específica de evaluación del riesgo y de prevención. También se podrá valorar su cambio de puesto de trabajo.

Respecto a los residentes vacunados o que hayan pasado la enfermedad en los últimos seis meses, en situaciones de alta transmisión comunitaria la comunidad autónoma valorará realizar PDIA a la salida y/o a la re-entrada en el centro tras ausencias prolongadas.

Los fallecidos con covid-19 en las residencias de mayores españolas han aumentado de 36 a 71 en la última semana, según la última actualización de datos del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), publicados el pasado 6 de agosto.

Por ello, la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales ha reclamado la realización de un estudio inmunológico que pueda constatar el grado de inmunidad hacia la covid-19 en las residencias para mayores, y una tercera dosis de vacunación, si fuese necesaria, ante el repunte de casos en estos centros.

Visitas de familiares

Respecto a las visitas de familiares, en situaciones de alta transmisión comunitaria, valora hacer recomendaciones por parte de la autoridad competente sobre el régimen de visitas y salidas en los centros residenciales; y otras circunstancias como la ubicación, su supervisión o no, el número de visitantes, o la organización y duración de las salidas.

Independientemente del status vacunal del visitante, estos mantendrán las medidas no farmacológicas de prevención de la transmisión. Mientras que, en situaciones de transmisión comunitaria baja y si los visitantes están vacunados, se podría valorar flexibilizar estas medidas.

Finalmente, los trabajadores que hayan recibido una pauta de vacunación completa y sean considerados como contacto estrecho estarán exentos de la cuarentena, tal como se recoge en la Estrategia de Detección precoz, Vigilancia y Control de COVID-19.

El pico de ocupación de UCI, “esta semana”

En cuanto a la situación general de la pandemia en España, el Ministerio de Sanidad espera que el pico de ocupación de camas de unidades de cuidados intensivos (UCI) por pacientes con COVID-19 se produzca “esta misma semana” y, a partir de ahí, vaya disminuyendo progresivamente.

A través de un comunicado, Sanidad explica que la incidencia acumulada (IA) en 14 días de COVID-19 “llegó a su máximo en esta ola epidémica en la última semana de julio y desde entonces se observa un descenso estable y progresivo del número de casos notificados”.

A pesar de la evolución descendente de casos (528 por 100.000 habitantes), Sanidad recuerda que el descenso en otros indicadores epidemiológicos “es más lento”. “Todavía se observa una ocupación elevada, del 8,5 por ciento, tanto en hospitalización general como en Unidades de Cuidados Intensivos, el 21,5 por ciento. Se espera que este último indicador alcance su pico esta misma semana. No obstante, la gravedad de esta última ola epidémica está siendo sido significativamente menor que en las anteriores”, resalta el Ministerio.

En este sentido, la ministra ha apelado a “extremar la prudencia y la responsabilidad” en este próximo fin de semana de la Virgen de Agosto para “consolidar la tendencia descendente de la incidencia acumulada”.

Photo gallery Araceli y Mónica, primeras personas en ser vacunadas de coronavirus en España See Gallery

NUEVOS TIEMPOS