BLOGS
14/11/2020 09:35 CET | Actualizado 14/11/2020 09:35 CET

Los valores del deporte y su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Miles de niños, niñas y jóvenes mejoran su calidad de vida a través de una herramienta como es el Deporte para el Desarrollo.

Fundación Barça

“El deporte tiene el poder de cambiar el mundo”, afirmó Nelson Mandela tras la victoria de Sudáfrica en el Mundial de Rugby de 1995. Y no le faltaba razón. El deporte tiene la capacidad de mejorar nuestro estado físico y de ánimo, de hacernos sentir parte de un colectivo, de emocionarnos. El deporte no es un fin en sí mismo, sino un instrumento para educar y difundir la paz. Ese era el espíritu con el que se crearon las olimpiadas en Grecia. A lo largo de la historia, el deporte ha sido un modelo de justicia y solidaridad. También ejemplos recientes de compromiso salpican el deporte de élite y el amateur. El deporte sabe tomar partido. Lo ha demostrado en multitud de ocasiones. 

Además de los célebres ejemplos de lucha contra el racismo y visibilización de diferentes causas sociales, el deporte significa mucho para los que menos tienen. Christopher Andrés es un niño colombiano que vive en un barrio de Bogotá en el que es fácil caer en el camino de la violencia. A través de su participación en los programas de la Fundación Barça, este diablito, como él mismo se define, está consolidando una actitud crítica frente a las emociones que causan las reacciones agresivas más comunes. Gracias a la utilización del deporte como herramienta de desarrollo personal y social, ahora busca soluciones pacíficas a los conflictos en los que se ve involucrado. 

La capacidad transformadora del deporte, en especial del Deporte para el Desarrollo, ha sido reconocida por la Naciones Unidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Esta herramienta para la consecución de la Agenda 2030 influye en mayor medida en aquellos programas relacionados con la desigualdad, la pobreza, la educación, la salud y la igualdad de género. Sin embargo, pocas son las organizaciones que evalúan y miden la contribución del deporte a los ODS. 

Miles de niños, niñas y jóvenes mejoran su calidad de vida a través de una herramienta como es el Deporte para el Desarrollo

Desde la aprobación de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, la Fundación Barça ha establecido una estrategia propia de contribución a los ODS alineada con sus tres líneas estratégicas: la prevención de la violencia, la inclusión social y la educación, utilizando el deporte como medio de cambio. Así, miles de niños, niñas y jóvenes mejoran su calidad de vida a través de una herramienta como es el Deporte para el Desarrollo.

Con el objetivo de conocer su aportación a la Agenda 2030, la Fundación Barça presenta el informe Ganar en desarrollo: Deporte y Agenda 2030, en el cual se analiza cómo el Deporte para el Desarrollo en general y sus programas en particular, contribuyen a nueve ODS. El estudio identifica qué actividades concretas contribuyen específicamente a las metas de estos ODS. Asimismo, se invita a las organizaciones deportivas a coordinar las acciones para que el Deporte para el Desarrollo sea reconocido como un instrumento clave para contribuir de forma efectiva al cumplimiento de los ODS. 

 

Aisha Al-Said es responsable de Alianzas, Innovación y Conocimiento en la Fundación Barça. Blanca de la Quintana es coordinadora de Deporte para el Desarrollo en la Fundación Barça.

La Fundación Barça lleva más de 25 años trabajando para garantizar el desarrollo y crecimiento pleno de la infancia y juventud más vulnerable del mundo. Para ello, utiliza el deporte como herramienta de cambio a través de los programas de Deporte para el Desarrollo, que fomentan el desarrollo personal, social y global de todos los niños, niñas y jóvenes.

NUEVOS TIEMPOS