POLÍTICA
25/09/2019 11:10 CEST

Los vecinos de El Pardo no quieren a Franco cerca

La zona podría convertirse en un lugar de culto para los “nostálgicos” del dictador.

EFE
El cadáver del dictador Francisco Franco.

Los vecinos de la localidad madrileña de El Pardo rechazan la inhumación de los restos de Francisco Franco en el cementerio vecino de Mingorrubio ya que consideran que este traslado generaría un problema de seguridad en el distrito y podría convertir la zona en un lugar de culto para los “nostálgicos” del dictador.

Tras conocerse la decisión del Tribunal Supremo de avalar la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos son numerosos los curiosos que se han acercado al cementerio de Mingorrubio, en el distrito de Fuencarral-El Pardo, para ver el panteón de la familia Franco.

Por ello, vecinos como Alfonso apuntan que este “barrio tranquilo” se puede convertir en un “centro de peregrinaje de nostálgicos del régimen”, además de “los problemas de seguridad” que pueden tener “ante la afluencia de centenares de personas en fechas señaladas”, añade.

En esta línea, un joven vecino del barrio rechaza la inhumación de Franco ya que “pone en el foco la zona”. “Deberían dejarle donde está o en La Almudena”, aclara.

También rechaza la decisión Jaime, un ciclista que pasa por El Pardo todas las mañanas en su recorrido. “No vivo por aquí, pero es muy tranquilo y no será bueno para el barrio”, apunta.

Por su parte, Mercedes, otra residente, se muestra resignada aunque reclama más apoyo de las fuerzas de seguridad. “Qué le vamos a hacer, es una decisión judicial que todos tenemos que acatar, aunque espero que los policías vigilen más el cementerio”, añade.

“De un sitio público a otro igual”

Otros, en cambio, apoyan que el cadáver de Franco “no debe estar en el Valle de los Caídos”; “Lo malo es que pasa de un sitio público a otro igual”, critica José.

La Asociación Vecinal El Pardo en Común también rechaza la inhumación y va a plantear distintas acciones para mostrar su descontento por la decisión del Supremo.

Así, un portavoz de la entidad ha explicado a Efe que la inhumación de Franco en el cementerio de Mingorrubio traerá “problemas”, aunque la agrupación ha expresado su apoyo a la decisión de exhumar sus restos y ha abogado por que el monumento sea “reconvertido y resignificado para desterrar su herencia franquista”.

De esta forma, dicen, “será reparada la memoria de los miles de presos republicanos, demócratas y antifascistas que allí yacen al morir trabajando como mano de obra esclava para la construcción del monumento al dictador”.

“No deben costar un céntimo” 

Sin embargo, rechazan la inhumación de los restos del dictador en un mausoleo propiedad del Estado y consideran que el mantenimiento y las obras “no debe costar ni un solo céntimo a la ciudadanía”.

“Nos oponemos que nuestro barrio sea el nuevo epicentro de la peregrinación de los nostálgicos del franquismo cada 20 de noviembre. Condenar a un barrio que sufrió la represión salvaje de los aliados de Franco rompería la convivencia y generaría malestar entre vecinos y acólitos de la dictadura”, dicen.

Por todo ello, creen que la inhumación perjudicaría el “trabajo de las vecinas y de los vecinos en su lucha contra el estigma de El Pardo como un lugar que debe ser recordado, por ejemplo, por acoger las reuniones del gobierno republicano, por ser la sede del histórico Orfanato Nacional o por ser uno de los lugares preferidos por la Institución Libre de Enseñanza”.

La Asociación Vecinal El Pardo en Común reclama “coherencia y sentido común”. “Franco, ni en el Valle, ni en la Almudena, ni en El Pardo”, dicen.

Photo gallery Franco, en imágenes See Gallery