POLÍTICA
02/10/2020 15:10 CEST | Actualizado 02/10/2020 17:11 CEST

Madrid aclara qué va a ocurrir desde esta noche con las 45 zonas que ya estaban confinadas

Más de un millón de habitantes de la región no podían salir hasta ahora de su área delimitadas salvo causa justificada.

OSCAR DEL POZO via Getty Images
Controles policiales en uno de los puntos confinados en Madrid

Fin al confinamiento selectivo en gran parte de las 45 zonas básicas de salud afectadas por las restricciones de movilidad. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha confirmado que con la entrada en vigor de la orden del Ministerio, los ciudadanos de Madrid capital y los otros nueve municipios afectados podrán moverse con libertad en el interior de su propia localidad.

La decisión del Ministerio de Sanidad se hará efectiva este viernes a partir de las 22:00 horas y marcará el confinamiento perimetral, entre otras medidas, de Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Torrejón de Ardoz, Móstoles y Parla, además de la capital. Casi cinco millones de personas que no podrán entrar ni salir de su localidad sin una causa justificada, aunque sí podrán circular por el interior sin delimitación por barrios o zonas en CASI todos los puntos.

“La orden ordena eliminar el criterio de zona básica de salud restringida en las ciudades de más de 100.000 habitantes, por lo que de manera paradójica se aumenta la movilidad en Madrid, algo que va en contra de nuestros criterios. Es una orden bastante más laxa y muy poco meditada”, ha sentenciado con dureza Ruiz Escudero.

No todas se libran 

Precisamente, por dirigirse el Ministerio a las ciudades de más de 100.000 habitantes, quedan en el aire otras que sí estaban incluidas en la normativa autonómica. Así, las zonas básicas de Reyes Católicos (en San Sebastián de los Reyes) y Humanes mantienen el confinamiento de área, al que se suma la localidad de Villa del Prado

Se mantiene la “recomendación” de no salir

“Ahora los madrileños se pueden mover por toda la capital y no tendrá el efecto de contener el virus”, ha añadido el responsable autonómico de Sanidad. Por su parte, el titular de Justicia, Enrique López, ha puntualizado que en la orden “se hace una recomendación que consideramos sensata y es que en los puntos más afectados se salga de casa lo menos posible y se reduzcan los contactos”.

El plan del departamento de Salvador Illa se adoptó en el Consejo Interterritorial de Salud celebrado el miércoles, pese a la negativa de Madrid (y otros territorios) suponer el fin del ‘plan’ de Díaz Ayuso, que había optado por confinar perimetralmente inicialmente 37 zonas básicas de salud y una semana más tarde otras ocho en toda la comunidad, en concreto aquellos puntos con una incidencia acumulada de más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes.

La del Ministerio de Sanidad es una orden bastante más laxa y muy poco meditadaEnrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de Madrid

Aunque la Comunidad se negó a aceptarlo en un primer momento, el jueves anunció que lo acataría, si bien presentaría un recurso ante la Justicia para solicitar medidas cautelares. Ese recurso ha llegado este viernes, ante la Audiencia Nacional, por lo que el Ejecutivo de Díaz Ayuso considera “invasión competencial”, algo que no evita que el mismo gabinete acepte la entrada en vigor de las restricciones marcadas por el Ministerio. 

En las últimas semanas, hasta 45 zonas habían quedado confinadas y su más de un millón de habitantes no podían cruzar de área (en ocasiones a pesar de encontrarse dentro del mismo distrito) bajo pena de multa, que oscilaba entre 600 y 600.000 euros.

Estos puntos se situaban principalmente en Madrid capital (varias localizaciones de los distritos de Carabanchel, Usera, Villa de Vallecas, Puente de Vallecas, Villaverde y Ciudad Lineal). También había áreas afectadas en los municipios de Fuenlabrada, Alcorcón, Alcobendas, Getafe, San Sebastián de los Reyes, Parla, Humanes y Moraleja de Enmedio. Sin embargo, los últimos cuatro no aparecen en la lista de diez municipios afectados por el plan de Moncloa.

La medida ha sido bien acogida inicialmente por los barrios afectados, que estas semanas han criticado la decisión de Díaz Ayuso por considerarla “discriminatoria” con los puntos más desfavorecidos socioeconómicamente. En las últimas semanas, habitantes de Vallecas, Carabanchel y otros distritos había reclamado las mismas medidas para todos los madrileños, produciéndose enfrentamientos entre manifestantes y policías.

EL HUFFPOST PARA EVO