POLÍTICA
09/12/2020 14:52 CET

Montero no se pronuncia sobre "ningún contribuyente" pero subraya que "la ley es igual para todos"

El Gobierno apela a la "ejemplaridad" y dice que le corresponde a casa real hablar o no sobre la regularización fiscal de Juan Carlos I.

“No voy a hablar de ningún contribuyente ni como portavoz ni como ministra de Hacienda”. Así ha salido al paso María Jesús Montero cuando se le ha preguntado concretamente por el intento de Juan Carlos I de regularizar más de 500.000 euros procedentes de fondos opacos en tres ejercicios fiscales (de 2016 a 2018). Pero sí ha mandado un mensaje en general de que la “la ley es igual para todos” y ha apelado a la “ejemplaridad” de las personas públicas. 

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montero ha indicado que no iba a comentar sobre el momento de cualquier expediente en Hacienda o investigación. De “ninguna persona concreta o empresa”, ha resaltado.

“Como siempre”, ha proseguido Montero, el Gobierno “respeta todas las investigaciones que se estén produciendo en el marco de la Fiscalía”: “Vamos a seguir colaborando con los tribunales”, ha apostillado.

La portavoz ha recalcado que desde la Agencia Tributaria se trabaja para que todas las investigaciones puedan ser efectivas y que siempre se hace para que todos los contribuyentes cumplan con sus obligaciones fiscales “procedan de donde procedan y vivan donde vivan”, Ha recordado que el Gobierno busca luchar contra cualquier fraude.

Le corresponde a casa real hablar o no

Repreguntada por el tema, Montero ha señalado que el Gobierno no opina sobre lo que le corresponde hacer a la casa real, que es la institución a la que le compete pronunciarse o no sobre la situación del emérito o sobre los chats de los militares.

“No voy a hablar de ningún contribuyente ni estado de expediente ni de investigación que se esté haciendo por la Fiscalía o por la Agencia Tributaria”, ha ahondado Montero, que ha señalado sobre las figuras fiscales que se podrían estar estudiando que radican en el marco de las comunidades autónomas -en concreto la materia del impuesto de donaciones-.

Se ha mostrado “convencida” de que ninguna autonomía va a revelar información que tiene que ser “secreta”. “Hablo en nombre de todos los consejeros”, ha añadido. “No vamos a proporcionar información que pueda poner en riesgo el estado de investigaciones o identificaciones de contribuyentes. Lo tienen que entender”, ha resumido la titular de Hacienda.

“La ley es igual para todos”

En un tercer intento de los periodistas, Montero ha recalcado que no va a hacer ninguna declaración sobre un expediente o una investigación en curso “y menos de la Agencia Tributaria, Fiscalía o tribunal”. Se hace para que no haya ningún tipo de influencia, ha descrito la portavoz del Ejecutivo.

Lo que sí ha señalado es que la “ley es igual para todos”. En el cuarto intento, Montero se ha abierto un poco más y ha dicho a los periodistas que podrán imaginar cuál es su opinión sobre el cumplimiento de las obligaciones fiscales y de que los contribuyentes cumplan: “Mucho más las personas que por ser personalidades públicas debemos ser ejemplares. Con esa afirmación podrán saber mi opinión”.

Según El País, el equipo jurídico de don Juan Carlos se reunió con responsables de Hacienda para trasladarles una propuesta de regularización fiscal de los fondos ajenos, procedentes del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, amigo del rey emérito.

El diario precisa que, en al menos dos de los tres ejercicios, la suma de fondos gastados sin ser declarados a Hacienda supondría un delito fiscal, pues la cuantía rebasaría los 120.000 euros.

La regularización no está relacionada con bienes en el extranjero, sino con el uso, por parte del rey emérito y algunos familiares suyos, de tarjetas bancarias con fondos opacos, que está siendo investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo.

 
Photo gallery Así es el Emirates Palace, el lujoso hotel de Abu Dabi donde se aloja Juan Carlos I See Gallery

NUEVOS TIEMPOS