POLÍTICA
28/09/2020 17:59 CEST | Actualizado 29/09/2020 10:15 CEST

No, los españoles no votaron al rey por mucho que diga Casado

Las cosas como son.

Hay medias verdades que, de tanto repetirlas, acaban convirtiéndose para muchos en una verdad absoluta. Una de ellas, esa de que España es la nación más antigua de Europa y que de forma tan insistente utilizó Mariano Rajoy, era muy muy matizable. La otra es tan mentira como verdad, o una verdad tan matizable como una mentira con algo de verdad. Esa que ha pronunciado este lunes el presidente del PP, Pablo Casado, y que se formula de la siguiente manera: “A Felipe VI lo votamos los españoles”, ha dicho para después agregar: “A Garzón y a Iglesias no”.

Según el líder ‘popular’, hace 40 años los españoles dieron su visto bueno a la monarquía como forma de Estado. Ahora bien, ¿es realmente cierto? No del todo.

Hace falta remontarse 42 años para hallar la respuesta. Exactamente al 6 de diciembre de 1978, cuando se sometió a referéndum la ratificación del Proyecto de Constitución.

Los españoles se dirigieron entonces a las urnas para pronunciarse ante la siguiente pregunta: ”¿Aprueba el Proyecto de Constitución?”. El resultado, conocido: un 91,81% de votantes (el 58,97% del censo electoral) avalaron su promulgación.

España, tras casi 40 años de dictadura, dijo ‘sí’ con la muerte de Franco a la democracia a través de un texto en el que se configuró la monarquía parlamentaria que rige a día de hoy, encarnada en la persona designada por el dictador como jefe de Estado, el emérito Juan Carlos I. Es decir, se votó el pack completo que incluía un punto referente a la monarquía.

De este modo, el modelo de Estado en aquel contexto no se puso en cuestión ni fue refrendado, sino que, como desvelaría posteriormente el propio Suárez, se incluyó “con pinzas” dentro de la Ley para la Reforma Política de 1977, votándose el proyecto de Constitución en su conjunto. 

En 1995, el presidente que lideró la Transición, Adolfo Suárez, confesaba a la periodista Victoria Prego que, pese a las peticiones de distintos jefes de Gobierno extranjeros, “las encuestas les habrían hecho perder” si en aquel momento se hubiese planteado un referéndum monarquía o república.

El debate, sin embargo, es universal. El máximo referente contemporáneo en pasar de una forma de Estado a otra está en Italia.

El 2 y 3 de junio de 1946, mediante voto obligatorio, una participación masiva instauró la república en el país a través de un referéndum que contó con más de 12 millones de votos a favor frente a los escasos 2 millones pro-monarquía, lo que provocó el exilio del por aquel entonces rey Umberto II hacia tierras portuguesas.

Pero no fue la única nación en llevar a cabo esta transición. Ese mismo año, Bulgaria también fue proclamada como una República Popular con el apoyo del 93% de la población.

El caso fue diferente en Grecia, cuando el 8 de diciembre de 1974 los griegos tomaron la decisión de conservar la república instaurada por la dictadura militar en 1973 con un 69,18% de los votos.

En Sudáfrica, el paso de monarquía dentro de la Mancomunidad de Naciones a república se produjo el 5 de octubre de 1960, a pesar de la restricción de voto, con un estrecho margen: 52,29% a favor, 47.71% en contra.

55% de los españoles a favor de un referéndum

A día de hoy, en España un 55% de los ciudadanos creen que debería convocarse una consulta, según recoge la encuesta exclusiva de YouGov para El HuffPost, realizada tras la marcha de Juan Carlos I, rodeado de escándalos sobre supuestos comportamientos irregulares.

El sondeo revela también que el 35% considera la monarquía un problema para el país mientras que el 62% ve “insuficiente” el gesto del emérito para no dañar a la institución y a Felipe VI.

Además, el 78% de los encuestados entre 18 y 24 años optan por el referéndum, frente al 47% que ha elegido la misma opción entre los mayores de 55 años. En el resto de franjas de edad, la opción de la consulta es también mayoritaria, con porcentajes que van del 66% al 49%.

El factor generacional se vuelve especialmente visible cuando toca poner nota a los reyes. A pesar de que el único punto positivo para la monarquía en esta encuesta es que tanto Juan Carlos I como Felipe VI “aprueban” a ojos de los españoles (5,45 para el primero y 6,08 para el segundo), los más jóvenes, entre 18 y 24 años, suspenden a ambos.

Entre tanto, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) lleva más de cinco años resistiéndose a preguntar por la monarquía y Felipe VI por considerar que sería hacerle el juego al “amarillismo científico”.

Photo gallery La marcha del rey Juan Carlos I contada en varios tuits See Gallery

NUEVOS TIEMPOS