NOTICIAS
12/03/2020 13:27 CET | Actualizado 12/03/2020 21:16 CET

Todas las autonomías salvo Castilla y León optan por cerrar sus centros educativos

9,5 millones de estudiantes no podrán acudir a clase durante, al menos, dos semanas para frenar la expansión del coronavirus.

EFE / David Aguilar
Un escolar acompaña a una mujer a la compra este jueves en Vitoria.

Casi todas. 16 de las 17 comunidades autónomas han seguido la recomendación del Gobierno y han decidido cerrar todos los centros educativos de todas las etapas para intentar frenar la expansión del coronavirus. Solo el Gobierno de Castilla y León, que decidirá este viernes, no se ha sumado a la medida, aunque probablemente siga la misma senda.

En la mañana de este jueves se habían sumado a la medida Cataluña, País Vasco, Murcia y Galicia. Antes, esta semana, ya lo habían hecho Madrid y La Rioja.

La suspensión afecta a las escuelas infantiles, los colegios, institutos y universidades. En total 9.552.000 estudiantes, de los que 8.217.000 son escolares y 1.335.000 universitarios. No obstante, en la educación superior, hay 237.000 personas matriculadas en grados y másteres online, por lo que no se verán afectados por el aislamiento.

En el caso de Cataluña, Galicia, Euskadi y Canarias la medida se aplicará este viernes, mientras Murcia, Navarra, Baleares, Cantabria, Andalucía y Castilla-La Mancha la pondrán en marcha a partir del próximo lunes.

El Ejecutivo castellanoleonés lo aprobará, previsiblemente, este viernes, pero aún no ha trascendido cuándo entrará en vigor. No osbtante, es probable que sea también el próximo el lunes. Galicia y Murcia habían sido las últimas en sumarse a una lista que comenzó esta semana y que encabezaron La Rioja y País Vasco, y que siguió Madrid.

Este jueves, Euskadi ha decidido ampliar el cese de la actividad docente a Bizkaia y Gipuzkoa, de forma que no habrá clases en ningún centro educativo.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado este jueves la suspensión de las clases desde el próximo lunes. Una medida similar ha tomado la Generalitat de Cataluña, que ya cerró el pasado lunes 44 centros educativos debido al coronavirus, y que este jueves ha anunciado que desde el próximo lunes no abrirá ninguno, según ha informado el president Quim Torra, quien, además, ha anunciado la activación de la fase de emergencias uno del plan PROCICAT, que prevé reducir a un tercio la capacidad del transporte público.

“Debemos bajar el ritmo para contener la pandemia”, ha dicho el presidente catalán, quien ha pedido la colaboración, solidaridad y comprensión de la ciudadanía.

El Gobierno de Murcia también ha ordenado la suspensión de las clases en colegios, institutos y universidades a partir del lunes 16 de marzo para contener el riesgo de contagio por coronavirus, según ha informado el consejero de presidencia, Javier Celdrán.

También habrá aulas vacías en Oviedo (Asturias), donde el Gobierno del Principado ha decidido cerrar a partir de este viernes todos los centros educativos no universitarios, según ha anunciado el consejero de Salud, Pablo Fernández, quien ha señalado que el objetivo es “ralentizar la difusión del virus”.

Una guía del ministerio de Sanidad

El Ministerio de Sanidad ha publicado una ‘Guía para escuelas y centros educativos frente a casos de Covid19’, en la que se desaconseja, a nivel general, el uso de mascarillas en las aulas, aunque sí destaca la necesidad de que los alumnos, profesores, visitantes y personal extremen las medidas de higiene para evitar contagiarse y transmitir el nuevo coronavirus.

Estas pautas pasan, como las marcadas para el resto de la población, por lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente después de toser, estornudar y tocar o manipular pañuelos. Además, Sanidad avisa de que se debe de prestar “especial atención” a la salida y llegada a casa, al llegar al centro, después de usar el baño, tras los descansos y las actividades deportivas, y antes de preparar las comidas o antes de comer cualquier alimento.

Del mismo modo, y como norma general, la guía señala que los centros educativos deben asegurar la disponibilidad, supervisión y reposición de los recursos necesarios para la higiene y lavado de manos; realizar una limpieza diaria, haciendo especial hincapié en las superficies de manipulación frecuente; distribuir materiales informativos sobre las medidas principales de prevención; y que los profesores dediquen tiempo a la promoción de la salud e higiene sobre las principales medidas de prevención de la infección a los alumnos.

En el caso de que se sospeche que una persona del centro educativo pueda haberse infectado del nuevo coronavirus, el protocolo publicado por el departamento que dirige Salvador Illa recomienda contactar con el número de emergencias 112 e informar de la sospecha de infección, para que los servicios médicos valoren la situación clínica del paciente y los antecedentes epidemiológicos.

A la espera de la valoración por parte de los servicios médicos, Sanidad aconseja separar al enfermo del resto de personas del centro educativo, al menos a dos metros de distancia; reubicarle en una habitación separada y con la ventana abierta, si bien en el caso de los niños pequeños que necesiten acompañante tendrán que estar a una distancia de, al menos, dos metros.

Photo gallery Evolución del coronavirus en España y en el mundo, en gráficos See Gallery

#JUNTOS