Países Bajos anuncia un confinamiento nocturno y adelanta el cierre de la hostelería

La medida se aplica desde el domingo y durará al menos tres semanas.
Peatones por las calles de Ámsterdam.
Peatones por las calles de Ámsterdam.
NurPhoto via Getty Images

Países Bajos se suma a sus vecinos y endurece las restricciones para frenar el repunte de casos. Este viernes, el Gobierno ha anunciado una nueva batería de medidas contra el coronavirus, entre las que se encuentra un confinamiento nocturno que obligará a bares y restaurantes a cerrar a partir de las 17:00 horas, con la intención de doblegar la curva de contagios que se ha multiplicado en el país.

Las medidas tendrán una vigencia inicial de tres semanas, aunque el primer ministro neerlandés, Mark Rutte, ya ha anunciado que “no puede garantizar que el virus desaparecerá en tres semanas”, cuando se tomará una decisión sobre si alargar o endurecer las nuevas restricciones.

El cierre nocturno a partir de las 17.00 horas afectará a sitios no esenciales, como cines y gimnasios, mientras que los supermercados cerrarán a partir de las 20.00 horas. Las escuelas no se verán afectadas y permanecerán abiertas.

“Los contagios son altos, más altos, más altos cada día”, ha lamentado Rutte durante una rueda de prensa en la que se han anunciado las medidas, que se dan después de que el Gobierno ya anunciara un cierre parcial hace dos semanas con el que no ha conseguido mantener o rebajar la incidencia epidemiológica, que sigue incrementándose en la mayoría de países de Europa.

A esto se suma la limitada capacidad de camas de cuidados intensivos con la que cuenta Países Bajos, que solo tiene siete camas UCI por cada 100.000 habitantes.

“La gran diferencia con el año pasado es que la mayoría de nosotros estamos completamente vacunados. Pero la segunda diferencia es menos positiva. En verano pensábamos que tendríamos una vacunación a gran escala”, algo que finalmente no ha sucedido, recoge NRC Handelsblad. Países Bajos tiene actualmente una tasa de vacunación del 85%, aunque en cuanto a las dosis de refuerzo está rezagado en comparación con otros países como Alemania o Austria.

En este contexto, la saliente administración de Rutte también ha insistido en la importancia de teletrabajar, y en caso de no ser posible, se debe mantener la regla de distanciamiento social de 1,5 metros. Además, a partir del domingo una persona solo podrá recibir un máximo de cuatro personas en su casa.

“Tenemos que reducir la cantidad de actividades y movimientos en un 20 por ciento para reducir la cantidad de infecciones”, ha adelantado el ‘premier’ de Países Bajos. Rutte se ha atribuido la responsabilidad de “no lograr transmitir la importancia de las reglas básicas” adoptadas hasta el momento a los ciudadanos.

“Hoy, 340 personas han sido hospitalizadas con el coronavirus. Ahora hay 2.600 casos activos de COVID-19. Escuchamos estos números a menudo y es posible que nos hayamos vuelto inmunes a ellos”, ha alertado el ministro de Salud neerlandés, Hugo de Jonge.

Popular in the Community