POLÍTICA
03/06/2020 11:43 CEST | Actualizado 03/06/2020 11:46 CEST

Sánchez: "¡Viva el 8 de marzo!"

En el debate en el Congreso sobre el estado de alarma: "Lo digo alto y claro".

 

“Lo digo alto y claro. ¡Viva el 8 de marzo!”. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha querido hacer este guiño al movimiento feminista durante el debate en el Congreso sobre la prórroga del estado de alarma y en mitad de la polémica por la investigación judicial sobre la manifestación.

Sánchez ha hablado del país que quiere, que entre otras cosas suponga un impulso en el crecimiento económico y que lleve a cabo una transición ecológica. Ha indicado además que la “real emergencia” es la climática.

El país necesita, ha añadido, también la igualdad “real y efectiva” entre hombres y mujeres. “Lo digo alto y claro. ¡Viva el 8 de marzo!”, ha lanzado en el Hemiciclo, lo que ha provocado el aplauso de la bancada progresista.

Sánchez ha hecho esta afirmación en un momento en el que la manifestación del 8-M en Madrid se ha convertido en una obsesión para la derecha, que intenta culpabilizar a esta concentración de la propagación del virus.

Asimismo, es objeto de una polémica investigación judicial abierta por la jueza Carmen Rodríguez-Medel, que solicitó un informe de la Guardia Civil que ha provocado el cese de Diego Pérez de los Cobos como responsable de la Benemérita en Madrid.

En este documento se señala que no debería haberse celebrado ni esta ni otras manifestaciones durante los primeros días de marzo. Asimismo, la Guardia Civil entiende en el documento que el Ejecutivo sabía de la gravedad del coronavirus desde enero.

Esto ha derivado en una polémica política por la actuación del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que sigue negando que el cese de De los Cobos sea por el informe, a pesar de una nota secreta revelada en la que se daba esta razón por parte de la directora de la Guardia Civil, María Gámez.

Este “viva el 8-M” ha provocado la indignación de Vox especialmente, cuyo líder, Santiago Abascal, ha respondido diciendo que eso equivale a “viva la enfermedad y viva la muerte”.