El pequeño icono de las pestañas de Internet no es sólo un logotipo... tiene más funciones

Todo el mundo habla de las cookies... ¿y qué pasa con los favicons?
Pestañas Internet.
Pestañas Internet.

Aparentemente, cuando se navega por Internet y se abre una pestaña, el icono que aparece en ella, justo a la derecha del aspa que permite cerrarla, es una simple marca para identificar más fácilmente una web entre otras tantas que se tengan abiertas. Sin embargo, ese no es su único cometido. Es una alternativa a las cookies, que cada vez tienen más complicado rastrear los datos de los usuarios debido a los bloqueadores (incluso por parte de los navegadores).

Esos pequeños iconos se llaman favicons y, según las palabras del diseñador de software Jonas Strehle en GitHub, se utilizan también para identificar al usuario de la web. Mientras que las cookies se pueden bloquear, este método (tan desconocido) se libra de los bloqueadores de contenido e incluso del modo incógnito.

Cómo funciona

Los favicons se nutren de la caché de los usuarios, que se guarda por defecto en el navegador. De este modo, cuando se accede por primera vez a una web, el dispositivo almacena en una carpeta el icono, de manera que cuando se vuelve a acceder a la web ya lo identifica.

Precisamente por eso, el servidor es capaz de saber las páginas web que el usuario visita y cuándo y con qué frecuencia lo hace, gracias a que se crea un historial de navegación.

Qué son las cookies

Por si aún queda alguien que no sabe qué datos está cediendo cuando pincha ‘aceptar’ en ese mensaje que suele aparecer al visitar una web (“esta página utiliza cookies...”), una cookie es un fragmento de texto que las web visitadas envían al navegador que se utiliza. De esta forma, los sitios web ‘graban’ información sobre la visita. Por ejemplo, el idioma que se suele preferir, pero también son útiles para mostrar la publicidad que más se ajusta al usuario.

Los navegadores ya se están poniendo las pilas con las cookies: Google anunció que dejarían de aparecer en Chrome, Firefox las bloquea por defecto y Apple ya lo está haciendo en sus dispositivos. Aunque claro, nadie habló de los favicons.

La evolución de Facebook