VIRALES
04/09/2019 12:18 CEST

Primark responde tras las acusaciones por una foto que ha creado alarma

La compañía subraya que están investigando el caso.

EFE
Primark

Primark ha asegurado que está investigando en el Reino Unido el caso de una niña de 11 años que, según afirma su madre, sufrió quemaduras causadas por un pegamento de uñas postizas que compró en una de sus tiendas.

El caso ha ocurrido en Aldershot, a 60 kilómetros de Londres, y se ha hecho público después de que la mujer compartiese fotos en Facebook. En ellas se ve lo que, según asegura la madre, son las quemaduras causadas por el producto en la pierna de su hija.

La mujer afirma que la menor estaba intentando ponerse las uñas postizas de Primark y que ella le pidió que esperase para prestarle ayuda. Pero finalmente la niña decidió hacerlo por sí misma sin que ella lo supiera.

Finalmente, dice que el pegamento derritió las medias y le llegó a las piernas causándole “una quemadura muy profunda”.  Dice que ahora está en un hospital de Londres para evaluar qué medidas tomar y decidir si necesita cirugía o un injerto de piel.

La publicación de la mujer en Facebook ha creado alarma en Reino Unido, de tal forma que Primark ha emitido un comunicado en el que asegura que se toman “muy en serio” la seguridad de sus clientes y la calidad de sus productos.

“Este pegamento para uñas cumple totalmente con los estándares de la UE para seguridad, calidad y etiquetado de productos”, subraya antes de recordar que ese producto “está hecho de dos ingredientes que se usan comúnmente en productos similares”.

“Los ingredientes se enumeran en el paquete del producto junto con las advertencias requeridas sobre el contacto con la piel y la idoneidad para los niños”, destaca.

“Lamentamos mucho conocer la experiencia de esta cliente y estamos en contacto con ella para que podamos investigar su queja”, finaliza el comunicado. Primark asegura que el pegamento sigue vendiéndose con normalidad.

Photo gallery A por las rebajas en ropa interior See Gallery

SOMOS LO QUE HACEMOS