NOTICIAS
23/10/2019 09:37 CEST | Actualizado 23/10/2019 11:58 CEST

¿Qué es una DANA?

La AEMET empezó a utilizar este término para sustituir al de "gota fría".

Tras dos días de intensas lluvias por el paso de una depresión aislada en niveles altos o DANA en la península, ocho comunidades autónomas, con Cataluña en nivel rojo por riesgo extremo, se mantienen bajo alerta por precipitaciones, tormentas, fuertes vientos y fenómenos costeros. 

Así, este acrónimo ha vuelto a copar los titulares de la actualidad española, donde hablar de DANA en lugar del tradicional gota fría se está volviendo habitual en España, pero, ¿qué es exactamente?

Es “una circulación en altura, una borrasca en los niveles altos de la atmósfera, que se mueve en circulación ciclónica”. Este tipo de circulación suele quedar en latitudes altas en esta época del año, pero “por diferentes procesos dinámicos, se está descolgando y aproximándose a la Península Ibérica”, explican desde la Aemet.

Entonces, la circulación se cierra y la borrasca queda aislada. Esto favorece que haya caídas de presión y, entonces, se forman las tormentas. Esto se combina con vientos de componente este en capas bajas, que aportan humedad.

La Agencia Estatal de Meteorología recomienda utilizar el acrónimo DANA para hacer referencia a este fenómeno, más que el término “gota fría”, que viene de la escuela alemana que lo bautizó como kaltluftropfen. La Fundación para el Español Urgente señala que la gota fría se produce por la entrada de “una masa de aire que se desprende de una corriente muy fría” y que al descender sobre aire caliente “produce grandes perturbaciones atmosféricas”.

¿Y qué pasa con esta DANA?

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que este martes a lo largo del día las precipitaciones irán disminuyendo de forma progresiva de sur a norte en el área del Mediterráneo y durante la tarde cesarán en Levante, mientras que el miércoles empeorará la situación en el área cantábrica donde también se prevén precipitaciones fuertes y persistentes, sobre todo en Cantabria y Vizcaya durante la tarde.

En todo caso, ha sido que las mayores cantidades de precipitación previstas en todo este episodio se esperan en el nordeste de Cataluña, donde se pueden acumular hasta 300 litros por metro cuadrado. En el resto de Cataluña, norte de la Comunidad Valenciana, Baleares y el miércoles también en el Cantábrico se superarán los 150 litros por metro cuadrado.

Al mismo tiempo, estos días también soplará viento fuerte en el área mediterránea y en el litoral cantábrico, donde pueden llegar olas de cinco metros de altura y también se espera viento fuerte en Pirineos, cordillera Cantábrica y sistema Ibérico.

Hasta el momento, el portavoz ha destacado que este martes se han acumulado más de 64 litros por metro cuadrado en Oliva (Valencia), Pego (Alicante), unos 49 litros por metro cuadrado en Ibiza, 35 litros por metro cuadrado en Sant Jaume d’Enveja y unos 30 litros por metro cuadrado en Murcia.

Está dejando de llover en Levante y se están desplazando al norte, en Castellón y Cataluña, ya que la situación se va desplazando hacia Cataluña

“Está dejando de llover en Levante y se están desplazando al norte, en Castellón y Cataluña, ya que la situación se va desplazando hacia Cataluña. Además, ha indicado que la borrasca formada entre Baleares y Argelia propiciará la llegad de vientos húmedos y templados del mediterráneo al noreste.

Del Campo ha insistido en que se mantendrán los avisos naranjas este miércoles en Cantabria y Vizcaya, ya que se esperan unos 40 litros por metro cuadrado en una hora y hasta 100 litros por metro cuadrado en 12 horas. En estas zonas pueden superar los 150 litros por metro cuadrado a lo largo del episodio.

Además, ha añadido que la jornada será también “lluviosa” en la meseta norte, en la zona centro, en la meseta sur, sobre todo en el oeste y ha destacado que “lo más intenso” caerá en el noreste de Castilla y León y puntos de La Rioja y Navarra, así como en el entorno del sistema Central, donde se esperan “lluvias algo más intensas”. En definitiva, Del Campo ha apuntado que este miércoles se amplían las zonas donde caerán “algo más que cuatro gotas”.

Por su parte, ha comentado que no lloverá o si lo hace serán lluvias débiles en Galicia, sur de Extremadura, Andalucía occidental, en Alicante, Murcia y Almería.

La nieve aparecerá este miércoles en torno a 1.500 o 1.800 metros en los sistemas Central e ibérico y a partir de 1.700 o 1.800 metros en los sistemas penibéticos, mientras que puede nevar en las cumbres de Pirineos.

La situación conlleva un descenso térmico en el centro y el oeste de la Península y un ascenso generalizado en la mitad este de la Península y en Baleares.

De este modo, el portavoz ha pronosticado que el miércoles desde el Estrecho hasta Gerona, en el litoral Mediterráneo, las máximas estarán entre 18 y 22ºC, frente a las máximas de la meseta norte, donde se esperan unos 10ºC en Burgos, Ávila, Soria, Segovia o Salamanca y hasta 12ºC en Valladolid. En Madrid no pasarán de 12 o 13ºC, parecido a buena parte de Castilla-La Mancha, donde también estarán entre 10 y 12ºC, mientras que en el Cantábrico oriental la máxima puede alcanzar los 18ºC.

ESPECIAL PUBLICIDAD