Life

Qué supone el final de 'Pasapalabra' para Telecinco

La cadena de Mediaset tendrá que dejar de emitir su programa estrella.
Orestes, concursante de 'Pasapalabra' (Telecinco)
Orestes, concursante de 'Pasapalabra' (Telecinco)

Paco y Alfonsi son dos profesores de universidad que rondan los 60 años y que se sientan de lunes a viernes pasadas las 20 horas en el sofá de su casa en Madrid para ver Pasapalabra (Telecinco). Ambos asisten expectantes cada día al duelo que mantienen Orestes y Rafa en el concurso más importante de la televisión española. ¿Conseguirá alguno de los dos llevarse el rosco?

Ellos no son los únicos que han adquirido este hábito en los últimos años, ya que este concurso ha reunido frente al televisor a 1.875.000 espectadores de media en los 21 programas emitidos durante el mes de septiembre, según los datos recogidos por la consultora Barlovento Comunicación.

A todas luces Pasapalabra es el programa estrella de Telecinco: un 18,3% de los televidentes están conectados a esa hora a esa cadena. Ningún otro canal puede hacerle sombra, ya que su principal rival, el programa ¡Boom! (Antena 3), tiene una cuota media del 13,7%, muy por debajo de las cifras que conseguía cuando participaba el equipo de Los Lobos.

Precisamente este lunes 30 de septiembre, el día antes de conocerse la sentencia del Supremo, el programa reunió a más de dos millones de espectadores durante su emisión y logró una cuota de pantalla del 17,9%. El enfrentamiento en el rosco entre ambos concursantes para hacerse con el bote que supera el millón de euros se convirtió en el minuto más visto del día, con 3.365.000 espectadores y un share del 24,2%.

Todos estos espectadores echarán de menos el programa que dirige Christian Gálvez tras la decisión del Tribunal Supremo, que ha ordenado a Telecinco el cese de emisiones de este concurso de manera inmediata al considerar que Mediaset había vulnerado los contratos con la productora británica ITV Studios Global Entertainment sobre los derechos de emisión.

El programa estrella de la televisión lleva en antena desde el año 2000. Primero se emitió durante seis años en Antena 3 con Silvia Jato y Jaime Cantizano como presentadores. Posteriormente, el concurso pasó a la parrilla de Telecinco, que lo ha emitido durante los últimos 12 años, desde 2007, con Gálvez al frente.

Pasapalabra se ha mantenido como el programa más visto en su franja horaria y siempre ha tenido una audiencia superior a la media de la cadena.

Si no puedes ver el gráfico, sigue este enlace.

Un duro golpe para Telecinco

El final de este programa supone un duro golpe no solo para los espectadores, sino también para la cadena. Si Telecinco ha tenido una audiencia del 15% en el mes de septiembre, un 0,94% de ese porcentaje se corresponde a Pasapalabra, explican fuentes de Barlovento Comunicación.

“Supone un daño importante para la cadena porque le va muy bien en esa franja”, señala Mariola Cubells, periodista crítica de televisión, colaboradora de El HuffPost. Obviamente, ese porcentaje de audiencia no se perdería de manera inmediata si se dejara de emitir Pasapalabra, ya que se sustituiría por otro formato que también tendría espectadores.

El cese de emisiones de Pasapalabra puede implicar un impacto económico negativo para Telecinco, porque la cadena facturaba 7.000 euros por cada spot en un bloque de cuatro en la previa del programa y 18.000 euros por cada anuncio de 20 segundos emitido a partir de las 20:30 horas, según las tarifas públicas de Mediaset. La agencia de medios Oblicua señala que el importe puede oscilar entre los 6.000 y los 17.500 euros, aunque existen descuentos por volumen contratado y recargos por audiencia.

La cadena también ofrecía la posibilidad de que Gálvez realizara una telepromoción, en la que el presentador utilizaba el escenario y la ambientación del programa para vender un producto o una marca. En estos casos, el precio era de 87.000 euros (tarifa de 45 segundos) o 185.000 euros (tarifa de 121 segundos).

Su fiel audiencia es un importante salvavidas para la cadena, ya que el concurso tiene un importante efecto arrastre sobre los espectadores de los informativos más vistos de la televisión, las noticias de la noche de Telecinco, que presenta Pedro Piqueras. Si se deja de emitir Pasapalabra, este noticiero lo tendrá más difícil para revalidar el liderazgo. “Los informativos de lunes a viernes de Telecinco son los que más ventaja sacan a los de Antena 3 [un 17,9% frente a un 12,5%]. La duración es menor y eso implica que el efecto arrastre sea más importante”, señalan desde Barlovento.

Mediaset ha confirmado en un comunicado que acata “y respeta” la sentencia del Supremo y que este martes se emitirá el último programa.

Un programa diferente en la parrilla de Telecinco

Este concurso era de los pocos programas de televisión que todavía lograba reunir enfrente del televisor a diferentes perfiles, ante un panorama de audiencias cada vez más fragmentadas y segmentadas por gustos. “Hoy es un día triste. Que se apague Pasapalabra significa muchas cosas: se nos va el único concurso capaz de reunir a toda la familia cada tarde, resistiendo a maratones de Netflix y a una audiencia cada vez más reacia a consumir televisión en abierto”, lamenta Víctor Juste, director de El Televisero.

Este programa suponía además algo diferente en la parrilla de la cadena de Mediaset dominada por reality shows como Gran Hermano o programas de corazón como Sálvame. “Me parece una lástima que se acabe, porque es un buen concurso de televisión, un programa divertido y distinto, que en el panorama de Telecinco es muy de agradecer. Me consta que tiene una audiencia fiel, que disfruta de verdad con ese programa. Supone un daño importante para la cadena porque le va muy bien en esa franja”, señala Mariola Cubells.

Pasapalabra ha supuesto un bálsamo de calidad y divulgación de nuestra cultura completamente ajeno a Grandes Hermanos y a los gritos que imperan en la parrilla de Telecinco. Un exceso de decibelios que el Tribunal Supremo perpetuará como única forma de entretenerse en televisión”, señala Víctor Juste.

Aquí puedes leer la sentencia:

25 años de Telecinco: programas, series y presentadores míticos