POLÍTICA
09/07/2020 11:58 CEST | Actualizado 09/07/2020 20:31 CEST

73 brotes en activo: primer muerto en Segrià desde el confinamiento

El Gobierno admite que podría aplicarse el estado de alarma si es necesario.

Ya hay 73 brotes activos en toda España. Y se mira mucho a Cataluña y Galicia. La comarca del Segrià (Lleida) ha registrado el primer fallecido a causa de la COVID-19 desde el rebrote y el confinamiento perimetral decretado el pasado sábado, además de confirmar 46 nuevos positivos en las últimas 24 horas. 

A causa de la evolución del brote, la Generalitat ha decretado desde hoy el uso obligatorio de mascarillas en los espacios públicos o de uso plúbico, exista o no distancia de seguridad con multa de hasta cien euros para quien incumpla esta obligación. 

En Cataluña también se han detectado dos nuevos brotes, uno en Tarragona ciudad -con cinco personas infectadas, todas del mismo núcleo familiar- y otro en las Terres de l’Ebre, cuyo origen, en este último caso, se sitúa en el municipio del Perelló y afecta a cuatro personas, dos de ellas viven en Xerta y otras dos en Camarles.

Estos dos se suman al ya reportado hace unos días en la localidad tarraconense de Alcanar, donde se detectaron tres positivos tras una fiesta.

Por otra parte, en Girona un menor ha dado positivo en COVID-19 en un campamento de verano de Cassà de la Selva, lo que ha obligado a aislar a doce personas, entre los compañeros de actividades de ese usuario del servicio y monitores.

Suben los casos en A Mariña 

El otro brote que más preocupa es el que se detectó el 23 de junio en A Mariña, donde los casos activos han subido de los 144 del miércoles a 165. 

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, llevará mañana al comité clínico la propuesta para levantar las restricciones a la movilidad “en la mayor parte” de los catorce municipios que conforman la comarca de A Mariña (Lugo), de modo que únicamente seguiría afectado Burela “y alguno más”, ha avanzado.

Por su parte, en Aragón se han detectado 59 nuevos casos de coronavirus, de los que 39 se localizan en la provincia de Huesca, 4 en la de Teruel y 16 en la de Zaragoza.

Todos los nuevos casos, que se corresponden con la jornada de ayer, se están estudiando para establecer su vínculo con los contagios ya conocidos.

Las comarcas aragonesas que se encuentran en fase 2 acumulan de momento alrededor de 436 positivos.

El uso de las mascarillas no solo es obligatorio en Cataluña, también en Ordizia (Guipúzcoa), que suma 58 contagios, 10 más que ayer, y también lo será en Baleares, que va a imponer su utilización en todos los espacios públicos y de acceso público sin importar si se puede respetar la distancia de seguridad sanitaria, excepto en playas, piscinas, cuando se esté consumiendo comida o bebida o se practique deporte.

Además, limitará las reuniones a 70 personas en espacios abiertos y 30 personas en cerrados.

Moncloa admite que aplicaría el estado de alarma si es necesario

El Gobierno ha considerado este jueves que los brotes activos que en estos momentos hay en España están “circunscritos y controlados” pero ha advertido de que “en ningún momento se puede bajar la guardia” y, aunque no se prevé de momento, volvería a decretar el estado de alarma si fuera necesario.

En estos términos se ha expresado la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, mientras que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha insistido en su preocupación por los 73 brotes activos que hay en estos momentos en España, sobre todo por los de las comarcas del Segrià (Lleida) y A Mariña (Lugo).

En una entrevista en Telecinco y a la pregunta de si el Gobierno baraja una vuelta al estado de alarma, Montero ha asegurado que “no cabe ninguna duda” de que si el Ejecutivo, alentado por las autoridades sanitarias y los expertos, considera que es conveniente volver a decretarlo, “así lo propondría al Congreso de los Diputados, como lo ha hecho en el período previo”.

La portavoz del Gobierno ha admitido que no se pueden descartar “consecuencias de contagios superiores” y ha pedido estar “atentos” y seguir las recomendaciones.

Montero ha insistido en que si las autoridades sanitarias consideraran que el Gobierno de España tiene que adoptar “medidas adicionales” lo volvería a hacer.

Illa, preocupado por los 73 brotes activos

Por su parte, Salvador Illa ha reconocido que el Gobierno está preocupado por los 73 brotes activos en España, sobre todo por los registrados en la comarca leridana del Segrià y en A Mariña (Lugo), aunque los datos señalan “una cierta estabilización”.
En declaraciones en Antena 3, el ministro de Sanidad ha explicado que aunque “es normal que haya brotes en esta fase de nueva normalidad”, el Gobierno sigue de cerca las medidas “adecuadas y valientes” que están adoptando las regiones “a las que les corresponde en esta fase detectar y actuar”.

Illa ha explicado que en este momento “no hay ninguna previsión” de volver a decretar el estado de alarma porque las comunidades tienen capacidades con la legislación vigente de adoptar confinamientos y “los datos no indican que haya previsión de hacer esto”.

No obstante, ha reconocido que si se diera el caso de una transmisión descontrolada que superara el ámbito de una comunidad autónoma que requiera limitar de una “forma muy drástica” la movilidad en varias zonas de España, el estado de alarma ha demostrado ser “un instrumento muy eficaz” 

EFE
Imagen de archivo de una residencia

El responsable de Sanidad ha explicado que se mantiene el contacto y las reuniones con las comunidades afectadas por los brotes. “Las medidas son las adecuadas y vamos a ver si surten efectos”.

Illa ha rehusado participar en “discusiones estériles” sobre la oportunidad de las medidas adoptadas por el Gobierno catalán y ha aseverado que “hay que sumar esfuerzos para asegurar que el brote no se extiende y se reconduce”.

Respecto a la decisión de algunas comunidades de endurecer algunas medidas como el uso de la mascarilla para que sea obligatorio llevarla siempre, Illa ha dicho que “quien quiera ir más allá habrá que ver la especificidad de las disposiciones que se adopten y si se hace obligatorio en otros supuestos habrá que tomar las medidas para hacer cumplir esta”.

Ha recordado que el Gobierno acordó su uso obligatorio cuando no se pueda garantizar la distancia de metro y medio y por razones médicas. 

Por su parte, Montero, al ser preguntada sobre las elecciones del 12 de julio y si estaría más tranquila si no se celebrasen por los rebrotes, ha apostado por compatibilizar el derecho a la salud con el derecho de los ciudadanos a elegir a sus representantes.

Y ha considerado “conveniente” que el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, llegue a un acuerdo con los representantes institucionales y los partidos políticos para adoptar en la comarca de A Mariña, en Lugo, afectada por brotes de coronavirus, la situación más favorable para compatiblizar ambos derechos. 

Photo gallery Mascarillas Disney para niños See Gallery

NUEVOS TIEMPOS