INTERNACIONAL
23/12/2020 16:47 CET | Actualizado 23/12/2020 17:34 CET

Reino Unido detecta una nueva cepa sudafricana "incluso más contagiosa" que la inglesa

El país ha cancelado de forma inmediata todos los vuelos procedentes de Sudáfrica.

Getty Images
El secretario de Estado de Salud, Matt Hancock, durante la rueda de prensa este miércoles, 23 de diciembre. 

No todo está escrito en este 2020. Si hace unas semanas, una nueva cepa de coronavirus (ya bautizada como VUI-202012/01) hizo su aparición estelar en Reino Unido para advertir de que no todo había terminado, ahora las autoridades británicas alertan de podría existir una mutación aún peor.

El secretario de Estado de Salud de Reino Unido, Matt Hancock, ha anunciado este miércoles la restricción inmediata de viajes procedentes de Sudáfrica tras detectar dos casos de una nueva variante de coronavirus en contactos de personas que habían viajado recientemente al país africano. La medida es temporal mientras se investiga la nueva mutación, ha señalado durante una rueda de prensa esta tarde. 

Hancock ha descrito la situación como “muy preocupante”, pues se sospecha que esta mutación sería “incluso más transmisible” que la recientemente descubierta en Reino Unido, que ya era un 70% más infecciosa que el virus ‘original’, según apuntaron los análisis iniciales.  

Cualquier residente en Reino Unido que haya estado en Sudáfrica en las dos últimas semanas tendrá que hacer cuarentena, así como sus contactos estrechos, ha señalado el secretario de Estado de Salud.

El pasado viernes, el ministro de Salud sudafricano, Zweli Mkhize, ya anunció que habían identificado una variante del coronavirus, denominada ‘variante 501.V2’, y reconoció que en esta segunda ola de contagios el virus se está propagando de una forma más rápida en el país. En Reino Unido, los contagios han aumentado en un 61,2% en los últimos siete días, respecto a los siete anteriores.

Nuevos confinamientos 

Este miércoles, Hancock también ha anunciado nuevas restricciones para varias zonas del sureste de Inglaterra, que pasarán al nivel más duro de confinamiento a partir de este sábado, 26 de diciembre.  

Veinte millones de británicos ya se encontraban en esta fase de restricciones, y dentro de unos días serán 24, un 43% de la población de Inglaterra, al incorporarse Sussex, Oxfordshire, Suffolk, Norfolk, Cambridgeshire, Essex, Waverley, Hampshire, Portsmouth y Southampton.

Esto significa que, en esas zonas, todos los comercios no esenciales, los gimnasios, salas de ocio y peluquerías permanecerán cerrados, y la gente deberá quedarse en casa en la medida de lo posible.

Además, está prohibido que varias personas no convivientes se reúnan en un domicilio, y sólo podrán quedar en el exterior.

Los viajes también están restringidos a menos que sea por motivos laborales, sanitarios o para cuidar a personas dependientes.

Photo gallery Aglomeraciones en el centro de Londres tras el fin del confinamiento See Gallery

PÍLLALO