NOTICIAS
15/07/2019 18:09 CEST | Actualizado 15/07/2019 18:15 CEST

Rick Zabel, el "hijo de", el último en la etapa del Tour

A sus 25 años, su figura sigue marcada por su apellido.

L’Equipe

¿Quién dijo que los lunes son días de descanso en el Tour de Francia? Lo ha debido de pensar alguno de los favoritos y así le ha ido luego. Entre caídas, abanicos y cortes, la décima etapa ha sido un suplicio para más de uno. Eso sí, la tensión va por barrios: mientras unos luchaban por ganar unos pocos segundos, otros ya habían “acabado” muchos kilómetros antes. Por ejemplo, nuestro protagonista de hoy, Rick Zabel (Kathusa), heredero de un apellido grandioso en el mundo ciclista. Sin fuerzas ni necesidad de gastarlas se ha dejado 21 minutos y 2 segundos con el triunfante Wout Van Aert (otra vez éxito del Jumbo-Visma).

El corredor del Katusha tiene su trayectoria, pero no va a dejar de ser “hijo de”. En su caso, de Erik Zabel, el mítico sprinter alemán del Telekom (y posteriores denominaciones) que tantas conquistas logró en el Tour y en mil otros escenarios. A sus 25 años, el “hijísimo” sigue construyéndose el hueco en el pelotón después de llamar a las puertas del profesionalismo con importantes actuaciones de amateur.

Debutó en 2014 en la estructura del BMC, donde dejó algún destello de calidad y logró una única victoria en el Tour de Austria en 2015. No volvió a levantar los brazos hasta esta campaña en el Tour de Yorkshire, ya en las filas de su actual equipo ruso. En el interior del Katusha le acompaña ahora su padre, como asesor, años después de confesar haberse dopado durante su carrera. En el coche y en el hotel comparten sensaciones, consejos y estrategias de quien, polémicas aparte, protagonizó años y años de dominio al sprint.

Rodador potente, y con punta de velocidad, Rick ha ejercido en muchas ocasiones el rol de “lanzador” de los sprints para velocistas como Alexander Kristoff o Marcel Kittel, cuando no ha luchado por sus propios objetivos. Pero mientras no supere al padre, seguirá siendo visto como el “hijo de”.

PD: Tampoco hace falta decir quién ha sido penúltimo hoy. Ánimo Yoann.

PD 2: Mañana, sí, hay descanso. 

ESPACIO ECO