INTERNACIONAL
23/07/2019 09:24 CEST

Rohaní: Irán es el "guardián" de la seguridad en Ormuz y no busca una guerra

“Creemos que los problemas de la región deben resolverse a través del diálogo, la negociación y la cooperación entre países vecinos y regionales”

El presidente iraní, Hasan Rohaní, ha asegurado que Irán es el “guardián de la seguridad” en el golfo Pérsico y en el estrecho de Ormuz y que no busca un aumento de la tensión en esta estratégica región, pese a la captura de un petrolero británico.

“Irán ha sido y será el principal guardián de la seguridad y la libertad de navegación en el golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz y el mar de Omán”, subrayó, según un comunicado de la Presidencia iraní publicado este martes.

Rohaní se pronunció de esta forma horas después de que el Reino Unido propusiera formar “una misión marítima europea” para proteger a los cargueros que transiten por Ormuz, donde Irán capturó el viernes al petrolero británico Stena Impero.

El mandatario iraní hizo hincapié en que la República Islámica “no tiene la intención de aumentar las tensiones en la región y con otros países y que nunca iniciará una guerra”, durante una reunión anoche en Teherán con el primer ministro iraquí, Adel Abdelmahdi.

“Creemos que los problemas de la región deben resolverse a través del diálogo, la negociación y la cooperación entre países vecinos y regionales”, agregó.

Cooperación con Irak

En cuanto a Irak, Rohaní destacó que debido a la inestabilidad en la región, “el desarrollo de la cooperación entre Teherán y Bagdad mejorará la seguridad”. Rohaní y Abdelmahdi, quien ya visitó Teherán el pasado abril, trataron asimismo las relaciones bilaterales y, en concreto, la cooperación comercial y económica, pues las exportaciones iraníes a Irak son muy importantes.

Irak se ofreció también en el pasado a mediar entre Irán y EEUU para rebajar la tensión, un papel para el que también se perfila Omán, cuyo ministro de Exteriores, Yusuf bin Alawi, viajará a Teherán el próximo sábado.

La crisis en el golfo Pérsico se agravó el pasado viernes con la captura por parte de la Guardia Revolucionaria iraní del petrolero británico Stena Impero.

Las autoridades iraníes insisten en que fue apresado por no cumplir con las normas de navegación marítima, pero el Reino Unido considera esta acción ilegal.

Si Irán continúa por esta senda peligrosa, deberá aceptar el precio de una mayor presencia occidental en las aguas de su litoral

El ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, declaró el lunes que ya ha mantenido conversaciones con sus homólogos de varios países de la Unión Europea (UE) para constituir una unidad centrada en asegurar “una navegación libre y segura” en Ormuz.

“Si Irán continúa por esta senda peligrosa, deberá aceptar el precio de una mayor presencia occidental en las aguas de su litoral, no porque queramos aumentar las tensiones, sino porque la libertad de navegación es un principio que el Reino Unido y sus aliados siempre defenderán”, afirmó.

Also on HuffPost
Photo gallery Acuerdo Occidente-Irán sobre el programa nuclear de Teherán See Gallery

PULEVA PARA EL HUFFPOST