POLÍTICA
01/09/2021 11:16 CEST | Actualizado 01/09/2021 15:40 CEST

Sánchez anuncia una subida "inmediata" del salario mínimo y promete seguir actuando para frenar la luz

Arranca el curso político con un discurso social y optimista y llamando al PP a renovar los órganos constitucionales.

Javier Lizón / EFE
Pedro Sánchez

“No estamos como hace un año, estamos mucho mejor”. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha arrancado el curso político con un discurso positivo, optimista y con mucha carga social para los próximos meses: voluntad de “subida inmediata” del salario mínimo (que podría estar sobre los 965 euros al mes) y seguir actuando para frenar el precio de la luz dentro del marco regulatorio europeo.

Sánchez ha empezado septiembre con una conferencia en la Casa de América en Madrid ante miembros de su Gobierno, agentes sociales y representantes de la sociedad civil para dar a conocer su planes, que estarán marcados por la recuperación económica, la llegada de los fondos europeos y el hito de la vacunación (España alcanza hoy el 70% de población con dos dosis).

Es el pistoletazo de salida de la segunda parte de la legislatura, en la que el presidente quiere estar más a pie de calle y que se note la recuperación en los hogares. Todo ello con el nuevo Gobierno que conformó en julio y que supone un aire fresco de cara al ciclo electoral que llegará a partir del año que viene y con el que quiere darle la vuelta a las encuestas.

Además, Sánchez ha hecho un llamamiento al Partido Popular para que sea “leal” con la Constitución y se avenga a pactar la renovación del Poder Judicial, el Tribunal de Cuentas, el Tribunal Constitucional y el Defensor del Pueblo.

El presidente ha mostrado la intención de aprobar esa subida inmediata del salario mínimo le mismo día que el Ministerio de Trabajo ha convocado a sindicatos y la patronal para intentar llegar a un acuerdo sobre el SMI, aunque en esta ocasión hay discrepancias entre la distintas partes.

El Gobierno de coalición, nada más formarse, logró el acuerdo en 2020 para llevara a cabo la mayor subida del salario mínimo, hasta los 950 euros actuales. No obstante, España tiene uno de los más bajos de los grandes países europeos. Se trata de una de sus grandes promesas, aunque sectores del propio Gobierno no veían claro aumentarlo ahora.

El presidente no ha concretado esa subida, pero posteriormente se ha conocido que el Ministerio de Trabajo ha propuesto a los agentes sociales que sea de 965 euros al mes.

 

El Ministerio de Trabajo ha propuesto elevarlo a los 965 euros al mes

 

Al final Sánchez se ha alineado con la postura de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, quien sostiene que es necesario y que se debe incrementar en este colectivo, uno de los más vulnerables, en un momento en el que sí han subido los sueldos de los funcionarios o las pensiones. La pretensión del Ejecutivo es que llegue al 60% del salario medio a final de legislatura.

El presidente español ha remarcado las previsiones de los organismos internacionales, que sitúan a España como una de las economías desarrolladas que más crecerá. El socialista ha dicho que esa recuperación debe ser “justa” y llegar a todos los bolsillos.

Se ha detenido durante una parte de su discurso en el alza del precio de la luz, un tema que está desgastando al Gobierno de coalición. Sánchez ha dicho que se ha actuado, se actúa y se seguirá actuando, dentro del marco regulatorio de la Unión Europea.

Ha recordado algunas de las medidas tomadas como las relacionadas con la fiscalidad y se ha abierto a escuchar, debatir y pensar nuevas medidas dentro de la comisión de investigación que se está impulsando en el Congreso de los Diputados.

Es una “situación compleja”, ha reconocido el presidente, que ha llamado a la mayor unidad y celeridad en la tramitación de proyectos de ley en el Parlamento como el que regula los beneficios caídos del cielo. El Gobierno, ha explicado Sánchez, hace suya la demanda social y cree que hay que tomar medidas estructurales y coyunturales.

Esa unidad también la ha pedido Sánchez para aprobar la reforma de las pensiones en el Congreso tras el visto bueno del Consejo de Ministros, que vuelve a vincular su subida con el IPC y elimina el factor de sostenibilidad que introdujo Mariano Rajoy.

Javier Lizón / EFE
Pedro Sánchez durante la conferencia

Esta recuperación económica está basada también en ritmo de vacunación. El propio presidente se ha detenido en eso: “El éxito de la vacunación es una lección de nuestro mejor patriotismo”. El dirigente socialista ha remarcado, que como prometió, el 70% de la población estará vacunada esta semana.

Ese nuevo tiempo económico vendrá además marcado por la elaboración de los presupuestos generales del Estado, que serán aprobados, según Sánchez, entre finales de septiembre y principios de octubre.

El tono más duro de Sánchez ha llegado al final, cuando ha hecho un “llamamiento” a la oposición para renovar los órganos constitucionales (ha recordado que el Poder Judicial lleva bloqueado desde hace mil días). Ha pedido “cumplir con la Constitución” y ha acusado que la actitud de no pactar “menoscaba” la democracia. Una exigencia al PP: que cumpla con “sus obligaciones”.

Sánchez ya ha arrancado su curso político y ha dejado claras sus prioridades.

Photo gallery Pedro Sánchez en 15 gestos See Gallery