NOTICIAS
05/08/2021 13:07 CEST | Actualizado 05/08/2021 19:26 CEST

Sandra Sánchez se cuelga el oro en katas y entrega a España su undécima medalla

La karateka talaverana llegó a Tokio como la mejor del mundo en su disciplina y ha derrotado a su máxima rival y referente, la japonesa Kiyou Shimizu.

España ha conquistado su undécimo metal en los Juegos Olímpicos de Tokio. La karateka Sandra Sánchez ha mordido el oro en la modalidad de katas, tras disputar una final en la que se medía a la japonesa Kiyou Shimizu y a la que llegaba con premio asegurado. Sánchez llegaba al territorio nipón como la mejor del mundo en esta disciplina y ha demostrado el por qué.

Sobre el tatami del Nippon Budokan y con un absoluto gesto de concentración y determinación ha iniciado un ejercicio de gran calidad que le ha valido una puntuación de 27.26 con la que ha logrado una clarísima ventaja en el marcador, siendo la primera del grupo A. 

Las notas idénticas obtenidas por Sánchez con el kata ‘Papuren’ y por Shimizu con el ‘Chibana No Kushanku’, puntuados por los jueces con 27,86, las habían emparejado como grandes rivales en la lucha por el oro. Esta es la primera vez que esta modalidad del karate es disciplina olímpica y la última. La talaverana no ha desaprovechado la oportunidad de darle a España su segundo oro.

Vencer a su referente

Lo cierto es que se ha tratado de una final igualada, en la que la representante española se decantó por la kata ‘Chatanyara Kushanku’. Su rival también ha optado por el mismo movimiento. Ambas han firmado la misma nota en rendimiento técnico, pero la local fue inferior en el deportivo (8.28), para quedarse en 27.88 global.

A sus 39 años, el gesto de seriedad con el que se subió al tatami ha cambiado radicalmente cuando el brazo del juez se inclinó de su lado. Visiblemente emocionada, ha dibujado un corazón con las manos para transmitir el agradecimiento y cariño que ha recibido. Se da la casualidad también que su oponente y merecedora de la plata olímpica era uno de los grandes referentes

Una actuación impecable en Tokio

La talaverana, número uno del mundo en la modalidad de kata, inició su andadura olímpica con el kata ‘Kururunfa’, que valió un puntuación de 27.26 para los jueces -19.04 de rendimiento técnico y 8.22 de rendimiento deportivo- que le situó en cabeza del Grupo A de eliminación.

Con un ‘Suparinpei’ se hizo con un 27.60 de puntuación -19.32 y 8.28-, protagonizando una remontada tras la segunda ronda de katas. La hexacampeona de Europa pulverizaba esta ronda.

Allí, logró un 27.86 -19.46 y 8.40- con el kata ‘Papuren’, uno de sus movimientos estrella, con el que superó a la representante de Hong Kong Mo Sheung Grace Lau (26.40) y a la estadounidense Sakura Kokumai (25.54). Con ello, se garantizó su presencia en la final y candidatura a lo más alto.

Photo gallery El preocupante estado físico del judoca Alberto Gaitero tras su pelea en los Juegos See Gallery