Estos sujetadores son cómodos y bonitos al mismo tiempo

Las marcas apuestan cada vez más por 'bralettes' y tejidos como el algodón.
Bralette de encaje verde
Bralette de encaje verde

Las españolas se han puesto más mascarillas que sujetadores durante el último año. Es la conclusión a la que se llega después de los muchos comentarios, bromas y tuits que se han visto y leído tras quince meses de pandemia.

Con el teletrabajo y una reducción en la vida social, son muchas las mujeres que han decidido que el sujetador pase a mejor vida o, al menos, que quede reservado para ocasiones especiales. Lo que empezó con un ‘para qué voy a utilizar sujetador si estoy en casa’ se ha convertido en el destierro de la prenda y la corriente ya tiene un hashtag #braless, que viene a significar sin sujetador.

Una tendencia a la que se han sumado también un sinfín de celebrities, aunque algunas como Jennifer Aniston o Kate Moss dejaron el sujetador en el armario ya en los noventa.

En el punto intermedio entre dejar el pecho libre y ponerse un apretado sujetador con aros están los bralettes o los modelos sin costuras ni aros, que comienzan a poblar las tiendas. De hecho, una de las grandes firmas de lencería del mercado, Intimissimi, ha lanzado varias líneas este año enfocadas a la comodidad.

Sujetador Emma, de Intimissimi
Sujetador Emma, de Intimissimi

La marca ha empujado unos bralettes con diseño de encaje en tonos pastel y su último lanzamiento es una colección de sujetadores fabricados en algodón para apostar por la comodidad máxima. Estos modelos son sin costuras, sin aro y sin relleno.

No es el único gran nombre que ha hecho lo mismo. Zara puso a la venta en 2020 su línea de lencería y pijamas y en ninguna de las pequeñas colecciones que ha ido lanzando no hay rastro de sujetadores push up, tipo corsé ni modelos similares.

Bralette de encaje de Zara
Bralette de encaje de Zara

Desde que se puso en marcha la línea priman los tejidos suaves como la seda, el raso o el algodón y los modelos sin costuras, sin aros y sin elementos que puedan ser restrictivos. Están además, plagados de detalles como bordados o suaves encajes, demostrando que la comodidad no tiene porque ser sosa o fea.

No hay marca de lencería que se precia que no haya copado sus perchas de opciones cómodas. Basta con echar un vistazo a los catálogos de Oysho, Woman Secret o Calvin Klein. Cada vez hay más diseños diferentes.

Para las que no quieren renunciar a llevar relleno pero no quieren ir encorsetadas las marcas también se han puesto las pilas. Es el caso de Iris & Lilly, que está detrás de uno de los modelos de sujetador mejor valorados por los compradores de Amazon. La mitad de las valoraciones del diseño son de cinco estrellas y destacan su potente sujección a pesar de no tener aros. Está fabricado con microfibra y cuenta con un cierre de corchetes traseros.

'Celebrities' sin sujetador