NOTICIAS
16/12/2019 12:34 CET | Actualizado 16/12/2019 13:35 CET

Polémica en Twitter por unas palabras de Tebas sobre “nazis” y “homosexuales” en 2017 en pleno ‘caso Zozulya’

Tras la suspensión este domingo del Rayo-Albacete por los cánticos de “puto nazi” de la afición vallecana contra el jugador ucraniano.

EFE
Javier Tebas en una foto de archivo.

“Si hoy dicen que es nazi porque lo dicen un grupo de personas, nos podemos encontrar que mañana es porque es homosexual...”. Casi tres años después de la polémica generada por la llegada del jugador Roman Zozulya al Rayo Vallecano, el ucraniano ha vuelto a la actualidad tras la suspensión este domingo en el descanso del partido Rayo-Albacete por los cánticos de “puto nazi” contra él de la afición vallecana.

En enero de 2017, el jugador regresó a Sevilla sin debutar ni entrenarse tras su fichaje con el Rayo -procedente del Betis- porque los ‘bukaneros’ -aficionados ultras del equipo vallecano- le calificaron de “nazi” tras ser acusado por medios estatales rusos de financiar a grupos paramilitares ultraderechistas.

Entonces, el presidente de laLiga Javier Tebas -quien dimitió de su cargo el pasado 2 de diciembre para abrir un proceso electoral- anunció una querella criminal contras 17 aficionados identificados del Rayo Vallecano que irrumpieron en un entrenamiento de su equipo para mostrar su disconformidad con el fichaje de Zozulya. 

En ese contexto Tebas, exmiembro del partido fundado por Blas Piñar Fuerza Nueva y reconocido votante de Vox, justificó -en una entrevista con el periodista José Ramón de la Morena, en el programa El Transistor de la Cope- su querella contra los hinchas del Rayo con el siguiente argumento: “Estamos ante los tribunales populares. Si hoy dicen que es nazi porque lo dicen un grupo de personas, nos podemos encontrar que mañana es porque es homosexual,... estamos en un problema que puede llevar a otros más graves”.  

Afirmó también Tebas: “Yo no quiero catalogar si una ideología es nazi o no es nazi. Pero si al final, un grupo de personas puede decidir quién es nazi y quién no es nazi,  sin control de la justicia, se reúnen unos cuántos y dicen ‘este es nazi’”.

Continuaba Tebas: “No podemos permitir que alguien por miedo no pueda ejercer su derecho al trabajo. Con esto estamos permitiendo los juicios populares, o que uno porque sea homosexual ya no juegue. Me da igual que sea de derechas, izquierda, o extrema derecha o extrema izquierda. No lo podemos permitir”. 

En plena resaca por la suspensión del Rayo-Albacete, Twitter ha vuelto a recuperar estas palabras de Tebas de febrero de 2017, multiplicándose las críticas de quienes le acusan de comparar que un equipo tenga homosexuales con que tenga nazis y de quienes no entienden que la primera suspensión de un partido no sea por insultos homófobos o racistas. El encendido debate ha inundado la red social: 

La plantilla del Rayo condena los incidentes

La plantilla y el cuerpo técnico del Rayo Vallecano ha emitido un comunicado en el que condenan los incidentes que acarrearon la suspensión del partido contra el Albacete, y llaman a “eliminar cualquier tipo de violencia”.

“Lamentamos profundamente los hechos acaecidos ayer durante el partido que disputamos frente al Albacete que provocaron la suspensión del encuentro en el descanso del mismo, y que supusieron un gran perjuicio para nuestro equipo y para los aficionados”, señala la nota.

La plantilla rayista subraya su apuesta firme por “los valores que representa el deporte, de unión, de solidaridad y de no discriminación a ninguna persona por su raza, su religión o su ideología” y condena “cualquier manifestación de violencia física o verbal contraria a estos valores”.

“Reconocemos”, advierte, “el gran apoyo y ambiente que la afición del Rayo siempre nos ofrece, que convierte en especial nuestro estadio, pero pedimos que este apoyo incondicional sea siempre desde el respeto al contrario, evitando situaciones que alejan a nuestro club de la esencia del fútbol y de lo que este representa”.

Por último, la plantilla del Rayo hace “un llamamiento para eliminar cualquier tipo de violencia, racismo y xenofobia de nuestros estadios de fútbol”.