NOTICIAS
26/11/2019 13:33 CET | Actualizado 26/11/2019 13:34 CET

Un acusado de yihadismo planeó atropellos con coche bomba en el centro de Madrid

En las Navidades de 2017.

EFE
Los tres acusados de integrar una banda terrorista y de cometer un atropellamiento masivo en la zona peatonal y céntrica de Madrid, Mustaphá el F., Mohsin y Anouar.

El policía encubierto que se hizo pasar por una joven para contactar en Facebook con el acusado de yihadismo Mustaphá E.F ha testificado en el juicio que intentó captarle para cometer un atropellamiento masivo, similar al atentado de Barcelona, con un coche bomba en el centro de Madrid en las Navidades de 2017.

Según este agente encubierto de la Policía Nacional el 26 de agosto de 2017, ocho días después de los atentados yihadistas cometidos en Barcelona, el acusado le comentó a través del messenger de Facebook: “A la capital algo le tiene que tocar también”.

Ha añadido que tres días más tarde retomaron la conversación y le indicó su intención de cometer un atentado del mismo tipo en Madrid: “Hablaba de la puerta del Sol y estaba pensando llevarlo a cabo en Navidad porque habría varias calles peatonales cercanas abarrotadas de gente, con lo que el pánico sería mayor y se generaría más caos”, ha destacado.

El policía encubierto ha subrayado que en otra conversación, el 1 de septiembre, le indicó que quería montar dentro del vehículo una bombona y un detonador.

Atropello masivo

La Audiencia Nacional ha reanudado este martes el juicio de Mustaphá E.F., que residía en la localidad madrileña de Parla y que fue detenido en diciembre de 2017 ante la sospecha de que planeaba cometer un atropello masivo en una zona peatonal y céntrica de Madrid en las Navidades de aquel año alentado por el atentado yihadista de Las Ramblas de Barcelona.

El fiscal pide en sus conclusiones provisionales 31 años de prisión para Mustaphá E.F. como presunto autor de los delitos de proposición (conspiración) para asesinato terrorista e integración en organización terrorista.

En la vista de este martes ha declarado como testigo el policía nacional que contactó como agente encubierto en el messenger de Facebook del acusado usando un perfil de mujer joven.

El policía ha relatado que mantuvo con el acusado conversaciones en dicha red desde el 31 de julio hasta el 12 de octubre de 2017.

Ha recordado que el 13 de agosto el acusado ya le envió vídeos de yihadistas inmolándose con un vehículo bomba con banderas de la organización terrorista Dáesh y de ejecuciones de armas de fuego y con cuchillo.

“Los niños son soldados del Califato”

Además, ha relatado que el 22 de agosto, cuatro días después de los atentados de Barcelona, le envió vídeos con imágenes de los atentados de Orlando, París y Londres, del degollamiento de un soldado ruso y de un menor ejecutando a un prisionero.

Asimismo le comentó que “los niños son soldados del Califato” y que no pasaba nada si se quedaban huérfanos si sus padres morían como mártires.

El testigo ha indicado que el 28 de septiembre le escribió el siguiente mensaje: “Queda poco para Navidad”, y le advirtió de que debían tener cuidado porque cada vez había más policías en Madrid.

El último contacto que tuvo el agente encubierto con el acusado fue el 12 de octubre ya que a partir de esa fecha Facebook cerró el perfil por su contenido, ha explicado el testigo.

Ha narrado que ese día le habló de que para llevar a cabo su plan iban a intervenir doce personas pero que culminaría con ellos dos en el coche bomba para “estar juntos en el paraíso”.

Photo gallery Recordando a las víctimas del 11-M See Gallery