Un reportaje permite identificar el cadáver descubierto hace 32 años en Girona

El caso de 'la chica de Portbou' ha sido resuelto después de que la familia haya identificado a la fallecida al ver el programa 'Crims' de TV3 y Catalunya Radio.
Evi Anna Rauter.
Evi Anna Rauter.
Twitter / 'Crims'

Un reportaje televisivo ha permitido identificar el cadáver de una joven italiana de 19 años que apareció ahorcada en 1990 en el cementerio de Portbou (Girona) y cuya identidad no había podido ser determinada hasta ahora.

La familia de la joven, que se llamaba Evi Anna Rauter, ha podido identificarla después de que el programa ‘Crims’ de TV3 y Catalunya Radio, en colaboración con otro espacio, ‘Ungelöst’, de Austria TV, emitieran un reportaje en el que se explicaba el caso de este cadáver sin identificar desde 1990.

Fuentes del programa de TV3 han informado de la resolución del caso de esta joven, que era vecina de Lana, un pueblo al sur del Tirol, y su familia es la que ha confirmado la identidad.

Tanto la ropa como el reloj que vestían Rauter, así como sus rasgos físicos, coinciden con la descripción que dio su hermana a la Policía de Florencia en 1990, al presentar denuncia por desaparición.

La Guardia Civil inicia trámites para identificar el cadáver

La muerte se consideró un suicidio y, según confirman desde ‘Crims’, la Guardia Civil ha comenzado los trámites para la identificación científica del cadáver con la ayuda de las huellas que se recogieron y las fotografías realizadas.

“Mi familia y yo estamos convencidos de que es Evi, pero no tenemos ningún documento oficial de la Policía”

- La hermana de Evi Anna Rauter, en declaraciones a TV3

La hermana de Evi Anna Rauter ha manifestado a TV3 que, ahora, conocen cómo falleció la joven, pero que desconocen qué sucedió en las veinte horas que pasaron desde que abandonó su apartamento en Florencia y la aparición de su cuerpo en Portbou.

“Es un misterio. Mi familia y yo estamos convencidos de que es Evi, pero no tenemos ningún documento oficial de la Policía”, ha añadido, antes de expresar su deseo de no realizar más declaraciones.

El hallazgo del cuerpo de aquella joven hace 32 años y el misterio sobre su aparición en Portbou ha inspirado literatura como la novela La novia ahorcada en el país del viento, del inspector de policía Rafael Jiménez, quien llegó a incluir una fotografía del cadáver para ayudar a su identificación.