BLOGS
12/11/2020 10:32 CET | Actualizado 12/11/2020 10:32 CET

Un Ribera del Duero de altos vuelos

En los parajes extremos es donde las cepas dan sus mejores frutos.

Bodegas Imperiales nace en Gumiel de Izán en 1998, en uno de las comarcas con mayor tradición vinícola de Ribera del Duero, contando con viñedos viejos de la variedad Tinta Fina, de muy bajos rendimientos y gran concentración de sabor.

Su original vino de finca Abadía de San Quirce M9 rinde homenaje a la gran altitud en que está plantado este viñedo, 920 metros, una altura extrema que da como resultado un vino pletórico de sabor, de amplia frutosidad, sabiamente domada por sus 14 meses de crianza en barricas de roble francés. Un vino que aúna como pocos concentración y finura.

 

Si quieres disfrutar de este vino de altos vuelos, puedes comprarlo aquí

DE EXPERTO A EXPERTO