NOTICIAS
21/02/2021 21:10 CET | Actualizado 21/02/2021 21:11 CET

Dos barcos con 2.000 vacas de España enfermas de lengua azul vagan desde diciembre por el Mediterráneo

Una organización animal ha solicitado la intervención "urgente" de Chipre e Italia.

REUTERS
Una vaca.

La organización defensora del bienestar animal Compassion in World Farming (CIWF) ha solicitado la intervención “urgente” de Chipre e Italia en el caso de dos barcos que salieron de España hace dos meses con más de 2.000 de bovinos a bordo y que, tras serles diagnosticadas la enfermedad de la lengua azul, no encuentran puerto que les quiera acoger.

Según señaló este sábado a Efe la directora de la organización, Olga Kiku, se trata de los buques “Elbeik” de bandera congoleña y el “Karim Allah”, con pabellón libanés, ambos con un total de 2.600 vacas, terneros y toros.

Los barcos zarparon los días 17 y 18 de diciembre de los puertos de Tarragona y Cartagena rumbo a Libia pero a su llegada, las autoridades de ese país rechazaron la descarga porque a los bovinos se les diagnosticó fiebre catarral, una enfermedad vírica no contagiosa para los humanos, más conocida como lengua azul.

El “Elbeik” se encuentra ahora cerca del puerto chipriota de Famagusta, mientras que el “Karim Allah” está al sureste de la isla italiana de Cerdeña.

“No sabemos cuántos animales están afectados ni tampoco cuántos murieron”

La organización ha solicitado la intervención de las autoridades de ambos países para “que detecten las condiciones reales de los animales” y luego, junto a las autoridades españolas, se decidan los actos necesarios.

“No sabemos cuántos animales están afectados ni tampoco cuántos murieron”, dijo Kiku.

Además de las solicitudes a Chipre e Italia, la organización de defensa de los animales pide “a la Comisión Europea que intervenga en apoyo de las autoridades españolas en la solución de cualquier problema administrativo y burocrático relacionado con estos dos casos”.

Las autoridades chipriotas se han declarado entretanto dispuestas a prestar apoyo en caso de que el buque continúe hacia el puerto de Larnaca, ya que el de Famagusta está en el norte de Chipre, bajo control de la comunidad turca, por lo que non tiene posibilidad de acceso.

“Estos no son casos aislados. Existen problemas muy graves relacionados con el transporte de animales y la exportación de animales vivos fuera de la Unión Europea”, lamentó Kiku.

Su organización pide desde hace tiempo que se prohíba el transporte de animales vivos fuera de la UE y se restrinja severamente dentro de ella.

EL HUFFPOST PARA ARIEL