Villarejo, sobre la Operación Cataluña: "Si traen el extracto de Pujol en Suiza, eso es mortal"

'El País' publica nuevos audios que demuestran cómo Villarejo planificó con Francisco Martínez la publicación de un informe contra dirigentes independentistas con noticias falsas de corrupción.

El País ha desvelado nuevos audios la noche de este martes con los que demuestra cómo el jefe de Gabinete del ministro Jorge Fernández Díaz, el que después fue secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, planificó con el comisario José Manuel Villarejo la publicación de un informe contra dirigentes independentistas con noticias falsas de corrupción en plena campaña electoral catalana de 2012.

Así, el diario demuestra la vinculación del último Gobierno del PP con las cloacas del Estado y cómo se valió de Villarejo y sus maniobras para proteger los intereses políticos del Gobierno de Mariano Rajoy. En concreto, hacen referencia a 2012, cuando Artur Mas, tras una reunión en La Moncloa con Rajoy en la que este se negó al pacto fiscal que proponía, comenzó con el desafío independentistas catalán y convocó elecciones anticipadas.

En ese momento el Ministerio del Interior del Gobierno de Rajoy puso en marcha un plan para desacreditar a los líderes catalanes a través de montajes policiales, elaborando informes anónimos que denunciaban graves delitos de corrupción. Informes sin firma y sin fecha que se filtraron a determinados medios durante la campaña electoral.

En este contexto —según los audios de El País— es cuando se produce una conversación entre el excomisario y Francisco Martínez, entonces jefe de gabinete del ministro. En ella Villarejo le cuenta que ha estado con el empresario vinculado a Jordi Pujol, Javier de la Rosa, y que este está dispuesto a pasarle información que perjudique a Pujol a cambio de una recompensa. “El tipo este me pide el oro y el moro. Ha empezado pidiendo 20 kilos y con 250.000 nos puede dar gloria bendita”, cuenta Villarejo a Martínez.

“El tema que es más interesante es que el chico, este de la Rosa, me ha dicho dónde tiene una fundación de unos 150 millones de euros”, explica el excomisario sobre una supuesta fundación de los Pujol en Suiza.

El plan, así, pasa por publicar datos de esa supuesta fundación, que nunca se demostró que existiera. Villarejo pretende, para llevar a cabo este plan, publicar en determinados medios datos sobre esa fundación en Suiza para que la familia su pusiera nerviosa y realizara algún tipo de movimiento para pillarlos “con las manos en la masa”.

“Es importante porque nada más salir eso publicado se va a montar el chocho. Van a ir corriendo el padre o el hijo para cambiar la fundación y cuando salgan y se les filma, están muertos”, planificaba Villarejo. “Lo ideal sería que si eso sale el jueves, que el mismo jueves Eugín (Eugenio Pino, director adjunto de la Policía) haya preparado una infraestructura allí, porque van a llegar corriendo”, afirma Villarejo mientras Francisco Martínez asiente.

“Si yo le adelanto 30.000 euros, me trae el impreso mañana”, dice, en referencia al impreso sobre la fortuna de Pujol en Suiza. “Aquí estamos un poco tiesos”, responde Martínez, a lo que Villarejo responde: “Bueno macho, ya me lo pagaréis. Yo lo adelanto”.

Hacerse el sorprendido

Así lo asegura el excomisario mientras el jefe de gabinete del ministro no se opone en ningún momento. Villarejo, además, le propone que cuando el directo adjunto de la Policía llame a Interior a contarle todo esto, Martínez se haga el sorprendido. Y este responde que sí.

Pero, según los audios de El País, para que este plan funcionara había que publicar en la prensa esa supuesta información, y decidieron pasársela al diario El Mundo. El propio jefe de gabinete del ministro es el que le dice a Villarejo dónde “va a poner el extracto” y Villarejo responde que en El Mundo.

Tres días después de esa conversación, ‘El Mundo’ empezó a publicar el contenido de un supuesto informe policial que vinculaba cuentas en Suiza de Pujol y de Artur Mas con la corrupción de CiU.

“Los Pujol tienen 137 millones en Ginebra, según la Policía”, señalaba el periódico aludiendo a un supuesto informe de la UDEF que no existía. Nunca se demostró que existiera ninguna fortuna oculta de los Pujol en Suiza. Sí en Andorra, pero eso fue otra investigación por la que el expresidente catalán y parte de sus hijos están procesados en la Audiencia Nacional.

Villarejo: Este [Javier] de la Rosa me ha dicho dónde tiene una fundación [Jordi Pujol], de unos 150 millones de euros. Una fundación.

Francisco Martínez: Sí.

V: Es en el Banco Lombard de Ginebra, la oficina principal me ha dicho que estaba en la Rue de la Corraterie, número 11. Yo he contactado entonces con el banquero ese amiguete.

F.M.: Ajá.

V: Y el banquero me dice: “Yo te puedo conseguir mañana los impresos del estado de cuentas y todo de esa fundación”.

F.M.: Ajá.

V: Este tipo me va a pedir pelas. Le digo: “Cuánto te va a pedir, por el banquero amigo suyo”. Me dice: “Pues calcula unos 30.000 euros o así. Pero con una condición: como él no puede revelar quién es su cliente, y como el cliente no son el padre y los hijos, sino una fundación… va a tapar el nombre de la fundación, pero va a mantener que los beneficiarios últimos son ellos”. (…) Y claro, yo creo que lo ideal sería, si eso sale el jueves, que el mismo jueves ‘Eugene’ [Eugenio Pino, director adjunto operativo de la Policía] haya preparado una infraestructura allí, porque van a llegar corriendo.

F.M.: Ya, van a ir corriendo.

V: Claro, para hablar con el tipo para cambiar las cuentas, porque esto no se habla por teléfono, porque además van a temer que estén pinchados.

F.M.: Claro.

V: El otro tema yo ya le he dicho que sí, que yo le adelanto los 30.000 si me trae el impreso y me lo manda mañana. O sea, creo que vale la pena, porque eso es mortal…

F.M.: Pero aquí estamos un poco tiesos...

V: Bueno, macho, ya me lo pagaréis cuando llegue; yo lo adelanto y ya hablaremos. (…) Creo que es importante porque nada más salir esto publicado y con una fotocopia de uno de los extractos, se va a montar un chocho. E inmediatamente van a ir corriendo el padre o el hijo para cambiar la fundación, porque claro, eso se cambia en 24 horas y, una vez que entren o salgan, se les filma ese día, y están muertos.

F.M.: Ya.

V: Y están muertos. Entonces yo creo que eso, si te parece, yo si quieres llamo ahora a ‘Eugene’ (Eugenio Pino), le explico el tema del operativo, y luego que te llame a ti y tú te das por novedad.

F.M.: Sí, yo me doy por sorprendido.

V: ¿No te parece?