BLOGS
23/11/2020 14:49 CET | Actualizado 23/11/2020 14:49 CET

Violencia machista: una terrible realidad

Hay noticias que pueden pasar desapercibidas, pero no deberían.

NurPhoto via Getty Images
Homenaje del Ministerio de Igualdad a las mujeres asesinadas por la violencia machista durante 2020. 

En unos momentos difíciles, donde las cifras del virus siguen siendo preocupantes, donde hay hospitales colapsados y donde, pese a las numerosas ayudas y recursos aprobados por el Gobierno de Pedro Sánchez, hay familias con dificultades y trabajadores que tienen que hacer muchos números para llegar a fin de mes, hay noticias que pueden pasar desapercibidas, pero no deberían.

Hace unos días me llegaba una respuesta parlamentaria estremecedora sobre los resultados de la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2019, donde se indica que una de cada dos mujeres en nuestro país ha sufrido algún tipo de violencia machista.

Hay un total de 8.240.537 mujeres, de 16 años o más, que han sufrido acoso sexual en algún momento de sus vidas. Incluso una de cada diez de estas mujeres lo han sufrido en los últimos 12 meses.

Otro dato terrible de esta estadística, incluso más preocupante, es que más del 15% de las mujeres ha sufrido stalking o acoso reiterado a lo largo de su vida, incluso un 3% de mujeres lo han sufrido en los últimos 12 meses.

El PP recortó los efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil destinados a la lucha contra esta lacra

Por tanto, y frente a lo que defiende la ultraderecha, estamos ante un problema muy serio y más generalizado de lo se pensaba. Los datos desmienten a quienes defienden que no existe la violencia de género, desmienten a los que pretenden invisibilizar a las víctimas y a las terribles consecuencias en las que éstas desarrollan su vida. 

El discurso negacionista de todo tipo de violencia de género que formaciones como la ultraderechista Vox tratan de introducir en Andalucía y Madrid, donde ambos gobiernos autonómicos de PP y Ciudadanos dependen de sus votos, no solo es deleznable sino que es rotundamente falso.

Frente a ello y desde que Pedro Sánchez llegó al Gobierno, se han movilizado más de 450 millones de euros en Prevención Integral de la Violencia de Género. Cabe recordar que el Gobierno de Rajoy eludió realizar la primera entrega de 100 millones a las comunidades en 2018 y tampoco envió los 20 millones que correspondían a los ayuntamientos. Demostrando una vez más que para el PP la lucha contra la violencia de género tampoco constituye una prioridad.

Y no se trató sólo de financiación, sino que el PP también recortó los efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil destinados a la lucha contra esta lacra. No solo desatendió a mujeres, sino también a los hijos víctimas de la violencia de género.

La violencia contra las mujeres es la manifestación más cruel de la desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres

Según datos oficiales, Rajoy recortó los efectivos de Policía Nacional dedicados a la vigilancia y la protección de dichas víctimas. Concretamente, en 2011 había 1.520 efectivos (859 de investigación y 661 de protección), pero en mayo de 2018 sólo había 1.233 agentes (767 de investigación y 466 de protección). Esto supuso una reducción del 19%. En lo que se refiere a Guardia Civil los efectivos prácticamente se mantuvieron, de los 611 agentes que había en 2011 a los 632 en mayo de 2018.

Esta tendencia cambió radicalmente con la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno. Los últimos datos son: 1.339 agentes de Policía Nacional dedicados a esta labor (824 para investigación y 515 para protección) lo que representa un incremento del 8,5%. Y en Guardia Civil hay actualmente 728 efectivos, lo que supone un aumento del 15% en menos de 3 años.

La violencia contra las mujeres es la manifestación más cruel de la desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres. Es una violencia estructural que se dirige contra las mujeres por el mero hecho de serlo. Esta violencia es un obstáculo que impide la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres y supone una vulneración de derechos humanos y libertades públicas.

El Ministerio de Igualdad va a elaborar una Nueva Estrategia Nacional para Combatir las Violencias Machistas (2021-2025)

España ha sido un país pionero en la lucha contra la violencia de género gracias a las políticas de gobiernos socialistas que han desarrollado un marco jurídico orientado a la prevención, protección de las mujeres víctimas y de sus hijos e hijas y atención e intervención en materia de violencia de género. 

Para el Gobierno de Pedro Sánchez combatir todo tipo de violencia de género es una prioridad, y muestra de ello es que el Ministerio de Igualdad va a elaborar una Nueva Estrategia Nacional para Combatir las Violencias Machistas (2021-2025), para poder garantizar el derecho de todas las mujeres a vivir una vida libre de violencias, situando en la agenda política y de la formulación de sus políticas públicas la lucha contra todas las formas de violencia de género, no sólo las que se ejercen en el entorno de la pareja o la expareja.

Es fundamental que todas las instituciones dispongan de una hoja de ruta, de una estrategia nacional, para dar una respuesta eficaz e integrada frente a las violencias que se ejercen contra las mujeres; para que las propias mujeres puedan confiar en el sistema y puedan atreverse y permitirse, sin miedo, a romper el silencio.