BLOGS
01/02/2020 11:47 CET | Actualizado 01/02/2020 11:47 CET

Virus corona

Las autoridades de Wuhan reconocen no haber gestionado bien la epidemia y que el virus se extiende rápidamente.

Existen unas treinta y nueve variaciones del coronavirus. Las autoridades de Wuhan reconocen no haber gestionado bien la epidemia y que el virus se extiende rápidamente. También he oído que si alguien puede gestionar esta crisis es China, por lo de la autoridad que ejerce el Gobierno chino sobre sus ciudadanos. De las farmacéuticas no he oído nada. ¡Qué raro! De la bolsa sí, más que de otra cosa. El mercado tan volátil como el virus y el miedo tan eficaz como siempre.

Existen muchos tipos de virus en el mundo, conocidos y desconocidos. Algunos antibióticos resultan ineficaces para anular el mutado estado vírico.

Hay que inventar más. En los infectados, las décimas suben su temperatura y en la bolsa bajan las ganancias. Diferentes infecciones, un mismo virus.

La cuestión está en qué estado de la infección estamos. ¿Es posible debatir esta cuestión en nuestro país?

¿Cuántas variaciones hay en la “Corona vírica” española? ¿Existen antibióticos actuales capaces de combatir nuevas cepas? ¿Cada nuevo virus nace y crece en un estado diferente? ¿Acaso la posibilidad de que la sucesión de la Corona española pueda recaer sobre una fémina no es una manera de mutación? Cambiar, adaptarse, sobrevivir.

Los virus son organismos que se desarrollan dentro de otros organismos vivos. Con algunos se puede sobrevivir y con otros simplemente no se puede. La cuestión está en qué estado de la infección estamos. ¿Es posible debatir esta cuestión en nuestro país? ¿O simplemente no se puede hacer la pregunta?

Hay dos maneras de actuar ante una alarma vírica. Una es la calma, el análisis y la gestión serena del problema. Otra es el alarmismo torpe que solo nos llevaría a una estúpida sucesión de fatales errores con un final pandémico.

 

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST