BLOGS
03/11/2015 07:03 CET | Actualizado 02/11/2016 10:12 CET

Banderilla y mocho, la nueva propuesta educativa para el niño y la niña

2015-10-28-1446066606-8491177-FALAFEL.JPG

Si Pilar Primo de Rivera, fundadora de la Sección Femenina, levantara la cabeza, seguramente estaría encantada con las nuevas propuestas del PP en materia educativa, y la profunda huella que al parecer, 40 años después, sigue imprimiendo su obra en destacados miembros de este Gobierno.

Y no sería para menos, pues de aquel Manual básico de la buena esposa, que se manejaba como libro de texto, a la FP Básica de Ama de Casa que propone el Ministerio, no parece que haya una gran diferencia. Eso sí, actualizando los contenidos a los tiempos y situando en el lugar que corresponde conocimientos como el manejo de electrodomésticos, "dada su creciente complejidad".

Que se proponga, para aquellos alumnos que no encajan con la oferta del sistema educativo o que quedan descolgados del mismo, una FP Básica de Tauromaquia y Actividades Auxiliares ganaderas, pensando más en ellos, y una FP Básica de ama de casa (Actividades Domésticas y Limpieza de Edificios) dirigida fundamentalmente a chicas, no debe sorprender a nadie. No son "ocurrenciashh" ni "despropóshhitoshh", como diría Mariano, sino que expresa el modo de pensar de un Gobierno y del partido que lo representa, y por encima de todo, una actitud ante la vida, aquella que reivindica el folclore como valor identitario por encima de todos los demás, y que concibe a la mujer sumisa y abnegada, reducida a los márgenes del hogar y su mantenimiento.

Los estudios, pendientes de aprobación, suman 11 o 12 módulos según la modalidad de FP, y un total de 2.000 horas de formación en cada uno de ellos, en los que se plantean contenidos que van desde hacer la lista de la compra o coser un calcetín, al apoyo a personas en el ámbito doméstico en el currículo de ama de casa; o realizar las suertes de la lidia, conocer su historia y preparar a los sementales para la cubrición en el de Tauromaquia, que te capacita como banderillero, pastor o picador.

El Gobierno "progresa adecuadamente" en su cruzada contra la educación, y a falta de la inversión necesaria y de planteamientos serios que den paso a la formación de ciudadanos con espíritu crítico, "ocurrenciashh" como los estudios para banderillero o para ama de casa seguirán planteándose.

Con la que está cayendo, ¿tan mal está el Gobierno de ideas? ¿No se le ocurre nada más práctico y menos casposo? Y puestos a hacernos preguntas, ¿se tendrá en cuenta el Manual de la buena esposa entre los libros de texto? La experiencia en las labores de casa o en la plaza de toros como espectador o participante en los festejos taurinos, ¿convalidará asignaturas? Es más, ¿significa esto que forma parte de los planes del PP poner un sueldo a las amas de casa? ¿Cotizarán? Bueno, si es así...

El Gobierno "progresa adecuadamente" en su cruzada contra la educación, y a falta de la inversión necesaria y de planteamientos serios que den paso a la formación de ciudadanos con espíritu crítico, con sensibilidad y con las herramientas conceptuales suficientes que les posibiliten ganarse la vida con dignidad y buscar su felicidad, "ocurrenciashh" como los estudios para banderillero o para ama de casa seguirán planteándose. No son más que la continuación de una labor que se inició con su nefasta reforma educativa. Nuevos brotes Wert.

Con propuestas como estas, no es de extrañar que haya dirigentes del PP que empiecen a avergonzarse de pertenecer a un partido más próximo en sus planteamientos educativos al siglo XIX que al XXI; es una cuestión de "shhenshhatez" y de "vergüenza torera", ya que estamos con el tema.

En fin, que no se te haga bola el tema. Que las únicas que tengas que tragar sean las de esta receta: Bolitas de falafel en ensalada. Un bocado fresco, sencillo, sano, equilibrado y exquisito, para cuya elaboración no te hará falta ninguna FP, ni de amo de casa ni de banderillera (a no ser que decidas pincharlas a palillo para llevártelas a la boca).

Un plato para el que sobrarán 1.999 horas de formación y que, sin embargo, te encumbrará ante tus amigos como el más docto de los cocinillas... Eso sí, sin la titulación que lo certifique. Que lo disfrutes.

NECESITARÁS (para 4 personas)

  • 2 tomates grandes carnosos o 3 medianos.
  • 2 cebollas tiernas o moradas.
  • Un puñado de aceitunas negras.
  • 300 g de garbanzos.
  • 2 cucharadas de perejil fresco bien picado.
  • 1 ½ cucharadas de comino.
  • 1 cucharada de cilantro bien picado.
  • ½ cucharada de levadura en polvo.
  • ½ cucharadita de pimienta.
  • Sal.
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana.
  • Aceite de oliva virgen extra para freír las bolitas.
  • Agua para remojar los garbanzos.

ELABORACIÓN

  1. Ponemos en remojo los garbanzos en agua tibia durante 24h para que se hidraten bien. Pasado ese tiempo, los sacamos del agua, los escurrimos, los secamos bien, y los introducimos en el vaso picador junto a los ajos picados y una de las cebollas troceada. Picamos bien hasta conseguir una textura homogénea pero espesa. Retiramos a un bol.
  2. Le añadimos entonces las especias, la sal y la levadura, y removemos bien para integrar todos los ingredientes. Tapamos y dejamos reposar en la nevera para que actúe y dé esponjosidad a la masa.
  3. Pasado un tiempo, hacemos bolas (o croquetas, o pequeñas hamburguesas, según más te guste) y doramos en abundante aceite. Pasamos por papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y reservamos.
  4. Mientras tanto, pelamos la otra cebolla y la cortamos muy fina, a modo de plumas. La introducimos en agua con un poco de vinagre de manzana y mantenemos durante 10' aproximadamente. Secamos y reservamos.
  5. Lavamos y cortamos los tomates.
  6. Emplatado: en un plato, disponemos un lecho de cebolla, tomate por encima, aliñamos con sal y aceite, esparcimos unas aceitunas y, sobre el conjunto, disponemos las bolitas de falafel.

Mmmm, sencillo, económico y buenísimo. A disfrutar.

NOTA

Pruébalas con la ensalada y en pan de pita; un bocata buenísimo. Acompañadas con salsa de yogur se convierten en un bocado exótico y exquisito. Evita los garbanzos ya cocidos, el sabor y el resultado no tienen nada que ver con los hidratados.

MÚSICA PARA ACOMPAÑAR

Para la elaboración:Con las manos en la masa, Vainica Doble y J. Sabina.

Para la degustación:Tangos Toreros, Estrella Morente.

VINO RECOMENDADO

Rosa de Murviedro rosado 12 cabernet sauvingon. D.O. Utiel-Requena.

DÓNDE COMER

En casa de estudiante, de éxito o no tanto, a pie de calle o en mesa festiva. Es bocado de mantel o fiambrera que todo el mundo deseará compartir contigo, así que no te cortes e invita.

QUÉ HACER PARA COMPENSAR LAS CALORÍAS

Más bolitas de falafel, sin duda. Un bocado tan equilibrado convierte su elaboración en una actividad, además de entretenida, agradecida para el paladar y suficiente ejercicio que lo compense.

EL HUFFPOST PARA ACNUR