BLOGS
29/11/2017 07:20 CET | Actualizado 29/11/2017 07:20 CET

Falsedades y conspiranoias independentistas

EFE

El otro día circulaba por las redes y foros independentistas el siguiente mensaje: 'Nadie ha pisado la cárcel por los casos de corrupción del PP pero Rajoy encierra a nuestros políticos por defender la democracia'.

Record de falsedades en tan solo 22 palabras: hay y ha habido unas cuantas personas en la cárcel por corrupción, entre ellos dos expresidentes de comunidades autónomas (bastan 10 segundos de consulta on line de hemerotecas para comprobarlo); ni Rajoy, ni ningún presidente, encierra a nadie pues, en nuestro sistema, tal cosa sólo la pueden hacer los jueces; a los políticos catalanes no se les ha encarcelado por defender la democracia, si no que están en prisión preventiva para evitar que se fuguen (como su compañero, el expresidente de la Generalitat) y por la imputación, entre otros delitos, del desvío de fondos públicos para financiar planes secesionistas en contra de sus propias leyes.

En la tarea de desprestigiar las instituciones españolas, que son de todos, incluidas de los catalanes, casi todo vale

Pero la realidad no importa en los cientos de mensajes que circulan cargados de falsedades, sin que nadie los contraste antes de seguir pasándolos. En la tarea de desprestigiar las instituciones españolas, que son de todos, incluidas de los catalanes, casi todo vale.

Este planteamiento no es casual, pues se ha cultivado desde hace muchos años por los políticos catalanistas. El comodín de culpar al Estado Español es muy rentable para no asumir responsabilidades en ningún asunto. El otro día, leía los comentarios al hilo de la noticia de un accidente de moto con víctimas, en el que se acusaba a España del mismo por no mantener las carreteras. Se obviaba que se produjo en una carretera de la Generalitat y no del Estado y que el accidentado en cuestión sobrepasó con mucho los límites de velocidad. Pero esos 'detalles' no parecen importar, cualquier excusa es buena para culpar a Estado de algo.

La misma lógica opera para los atascos, los peajes, que las tarifas de comedor escolar sean de las más altas de España, que el tramo autonómico del IRPF también lo sea, las listas de espera sanitarias en Cataluña o el hecho de que no pongan esa rotonda que uno espera en su ciudad. Ante cualquier problema siempre se puede culpar a España, bien directamente o, en tercera derivada si el vínculo no es demostrable, en primeria instancia.

Así ha sido también con la no asignación de la Agencia Europea del Medicamento a Barcelona. Los independentistas no consideran siquiera que la continua campaña en Europa, abanderada por Puigdemont en Bélgica, por una independencia que implica salirse de Europa, tenga nada que ver en la decisión de no establecer en Cataluña una agencia europea que precisamente 'huye' de un país que ha abandonado la Unión.

No hay nada que una y convenga más al independentismo que un gran enemigo común al que combatir.

No hay nada que una y convenga más al independentismo que un gran enemigo común al que combatir. Tanto da que se declare la República como que no, que se vayan o se queden las empresas, que se marchen su políticos a Bélgica, que acaten o que no el 155, que mientan respecto a la pertenencia a la UE... Todo da igual, porque todo se puede resolver culpando a España y sin que nadie en sus filas parezca discutirlo. Este hecho debe dar una increíble sensación de libertad a los dirigentes de partidos independentistas que viven en la impunidad política pues hagan lo que hagan, no pierden adeptos tal y como muestran las últimas encuestas.

Hago un inciso en este punto para contestar de entrada a la pregunta que ahora, como ya conozco y es habitual, me haría un independentista: ¿Y el PP, qué? ¿Por qué sus casos de corrupción no han hecho que la gente dejara de votarlos? (lo que, de acuerdo a sus teorías, prueba que España en su conjunto es corrupta moralmente).

Y aquí, les diría en primer lugar que sólo un 23% del censo electoral votó al PP en las últimas generarles, ergo no todo el mundo en España, ni siquiera la mayoría, vota a Rajoy; y luego, que comparto la misma sorpresa porque no se les haya castigado con mucha más amplitud, pero que en el camino han perdido los gobiernos de Baleares, Valencia, el Ayuntamiento de Madrid y la mayoría absoluta en el Gobierno de España.

Por tanto no es cierto, como nos dicen continuamente, que los 'españoles' estemos abonados a la corrupción del PP pase lo que pase. Tampoco creo que su corrupción justifique tener que separarse del país, sino más bien aportar al conjunto para mejorarlo y acabar con ella. De lo contrario ¿de quién se van a separar para combatir la corrupción que también existe Cataluña?

En la 'conspiranoia' independentista circula una teoría sobre una mano oscura que habría orquestado varias muertes relacionadas con los investigados de la Gürtel

La última parada en la línea de culpar y desprestigiar todo lo español, incluyendo no solo su gobierno, sino su Estado, ha sido la conspiranoia. Tres ejemplos me han impactado en los últimos días:

El primero, que para justificar que realmente no tenían un plan sólido para su República o que tan sólo pretendían lanzar un órdago al Gobierno con su declaración de independencia, nos cuentan que Barcelona se iba a llenar de tanques y fusiles, y que ellos han reculado para 'protegernos'. A pesar de que tras la DUI, no ha habido ningún movimiento policial ni del ejército, todos parecen asumir esa afirmación con total naturalidad como algo probable.

El segundo, es la teoría sobre una mano oscura que habría orquestado varias muertes relacionadas con los investigados de la Gürtel. Hace ya tiempo que circula por los foros independentistas, una lista de fallecidos relacionados con la corrupción del PP: en esta lista se incluyen desde el coma de Álvaro Lapuerta, de 90 años y que sufre una demencia tras sufrir una caída; la muerte de Rita Barbera, una señora de 68 años que cumplía toda la lista de riesgos de accidente cardiovascular y padecía cirrosis; el suicidio de Blesa, acusado por las preferentes de Bankia; el primer juez de la Gürtel, que aquejado de Parkinson sufrió un infarto cerebral con 63 años... y luego una serie de nombres desconocidos para el público (yo misma tuve que buscarlos) y totalmente secundarios en las tramas (la mujer de un senador, un concejal de un Ayuntamiento de un pueblo de Madrid, un empresario investigado que no pertenecía a ningún partido... y suma y sigue). El mensaje insinúa que estas muertes no son casuales y que el gobierno tiene algo que ver.

En España hay mas 1300 políticos imputados por corrupción, (mas de 300 en Cataluña por cierto, en la parte alta de la tabla). Entre todos ellos, junto con los jueces, fiscales y demás profesionales que se ocupan de estos casos, por pura estadística, no sería difícil encontrar unos pocos que hayan fallecido en los últimos años por edad o accidente, e inventar un complot alrededor acusando al Gobierno de de ellas sin la más mínima prueba o investigación abierta que apunte en este sentido.

La verdad es lo último que importa cuando se trata de atacar al 'enemigo' España, demasiado rentable políticamente y siempre hay un público receptivo a las conspiranoias

Pero lo cierto es que las personas clave de la Gürtel y otros graves casos de corrupción están vivitos y coleando, declarando estas semanas en los juzgados en contra incluso del propio Mariano Rajoy, con lo que de ser una conspiración seria bastante torpe, pero al parecer la teoría tiene bastante adeptos entre el independentismo.

Por último, la reciente la muerte del Fiscal General Maza, también ha sido objeto de hipótesis conspiratorias en los círculos independentistas. Maza era, hasta el día anterior a su muerte, considerado el gran apoyo de Rajoy y azote de lo que llaman 'gobierno legítimo de Cataluña'. Al día siguiente de su fallecimiento, sin embargo, ya un grupo de padres con los que estaba en un encuentro, comentaba que habría sido asesinado por orden el Estado.

Para mí no tenía sentido ni siquiera como hipótesis conspiratoria, así que pregunté que quién y por qué iba a tener interés en su muerte. Entonces teorizaron sobre cómo Maza estaba empezando a rectificar en cuanto al encarcelamiento de los presos de Ómnium, ANC y del Govern cesado, ante las supuestas presiones recibidas desde Europa para liberar a 'los presos políticos', y que el Gobierno habría actuado (ordenado un asesinato) antes de que el Fiscal General pudiera intervenir en favor de los encarcelados.

Hablaban de estas graves acusaciones como algo perfectamente factible y por supuesto nadie contaba con la más mínima prueba o declaración que sustentara nada de lo dicho, ya que ni siquiera la familia del fallecido ha dudado o presentado denuncia contra la versión oficial. Se obvia también que la Unión Europea ha manifestado abiertamente el respeto a las decisiones judiciales españolas, que hasta Amnistía internacional ha negado que haya presos políticos en España, y que quien decreta un encarcelamiento o liberación es el juez y no el fiscal.

Pero, de nuevo, la verdad es lo último que importa cuando se trata de atacar al 'enemigo' España, es demasiado rentable políticamente y siempre hay un público receptivo a las conspiranoias.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

ESPACIO ECO