BLOGS
13/04/2016 07:32 CEST | Actualizado 13/04/2016 07:32 CEST

10 señales que indican que has dado con los vecinos perfectos

lauren lodderMi marido y yo hemos cambiado de barrio ocho veces durante los últimos diez años. Eran barrios muy distintos: elegantes, modestos, animados, silenciosos, agradables, desagradables... Pero cuando dimos con el barrio adecuado y, lo que es más importante, con los vecinos adecuados, decidimos quedarnos.

Lauren Lodder

Mi marido y yo hemos cambiado de barrio ocho veces durante los últimos diez años. Eran barrios muy distintos: elegantes, modestos, animados, silenciosos, agradables, desagradables... Pero cuando dimos con el barrio adecuado y, lo que es más importante, con los vecinos adecuados, decidimos quedarnos.

Aquí tienes las 10 señales que indican que has dado con los vecinos perfectos:

1. Hacen que te sientas especial. ¿Te encuentras mal? Te traerán una sopa bien caliente. ¿Es tu cumpleaños? Te regalarán flores. ¿Has tenido un bebé? Se quedarán con tu berreante criatura para que descanses un momentito... Zzzzzzz.

2. Se preocupan por ti. Si ven a alguien con aspecto sospechoso merodeando por tu puerta, te avisan a ti, al barrio entero y a la policía antes de que te dé tiempo a decirles que era tu primo, que venía de visita. ¡Gracias por preocuparos!

3. Puedes contar con ellos en caso de emergencia. Cuando a tu hijo se le ocurre la genial idea de saltar desde el tejado a la piscina y se rompe el brazo, serán los primeros en ir a ayudarte (además, lo más probable es que hayan sido testigos del incidente de principio a fin).

4. Son los mejores canguros. Uno de tus hijos está durmiendo y tienes que ir a recoger al otro del colegio; hoy va a venir tu familia de visita y se te ha olvidado comprar cerveza; tus hijos tienen un berrinche y llegas tarde al médico. No te agobies, tu vecino llegará antes de que puedas decir "¡socorro!".

5. Se preocupan de verdad por tus hijos. Les compran revistas, les dan caramelos, les regalan cromos y un montón de cosas más todos los años.

6. Son tus psicólogos. ¿Has tenido un día duro? Irán a verte, os sentaréis y beberéis el vino que han traído y dejarán que te desahogues.

7. Te ayudarán a conseguir unas vacaciones. Cada vez que te vas de la ciudad, guardarán los cubos de la basura y recogerán el correo y los periódicos. Hasta cuidarían de tu schnauzer gruñón si se lo pidieras.

8. Sus hijos entretienen a los tuyos. Cuando te sientes como un zombi y tus hijos han destrozado cada superficie de tu casa, puedes confiar en que sus hijos jueguen con los tuyos para que tú descanses un poco.

9. Puedes confiar en ellos. ¿Se te han vuelto a olvidar las llaves y no puedes entrar en casa? Tus vecinos te ayudarán. Tienen tus llaves de repuesto de casa, del coche, del buzón y del garaje porque saben que un despiste lo tiene cualquiera y que ser padre significa tener muchas cosas en la cabeza.

10. Son como de la familia. Harán todo lo posible por ti y por tu familia, te acogerán en sus celebraciones y te prestarán el dinero que necesites porque son tus vecinos y eso es lo que hacen los buenos vecinos.

Este artículo fue publicado originalmente en Houston Moms Blog. Si quieres saber más acerca de las aventuras de la familia de Lauren, puedes seguirlas en Mommy Owl, en Facebook y en Twitter.

Este post fue publicado con anterioridad en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Irene de Andrés Armenteros.

NUEVOS TIEMPOS