bangladesh

Esta perseguida minoría musulmana se encuentra en un limbo en los masificados campamentos de refugiados en Cox’s Bazar, en el sureste de Bangladesh.
La presencia de químicos en uno de los contenedores habría facilitado la propagación de las llamas.
"La realidad innegable es que el crecimiento de FB, alimentado por el odio, la división y la desinformación, ha dejado cientos de miles de vidas devastadas a su paso".
El fuego destruye alrededor de 10.000 refugios, que albergan a 45.000 personas.
Siete niños de lugares con índices altos de mortalidad neonatal son fotografiados antes y después de su primer año de vida.
Wa Lone y Kyaw Soe Oo han pasado año y medio entre rejas, sólo por haber hecho su trabajo, por el que incluso les dieron un premio Pulitzer.
723.000 musulmanes siguen refugiados, tras las razzias de Birmania contra su pueblo. La ONU insiste en que la vuelta no es segura y el genocidio se mantiene.
"No les hablo como un experto, sino como alguien que ha visto y que no puede mirar para otro lado", dice al denunciar las violaciones de sus derechos ante el Consejo de Seguridad.
Los investigadores hablan de "intencionalidad" para alterar la composición demográfica de la región de Rakáin, un "plan para la destrucción" de la minoría musulmana y una brutalidad "extrema".
El 25 de agosto de 2017 comenzó una oleada de violencia del Gobierno de Birmania contra esta minoría musulmana que deja 700.000 refugiados en la vecina Bangladesh.