colera

Antonia Zemp, enfermera de MSF reci茅n llegada del pa铆s, relata la batalla contra una enfermedad que se ha cobrado ya 2.000 vidas y afecta a medio mill贸n de personas.
Hait铆 lo confirm贸 en 2010 pero a la ONU le ha costado seis a帽os admitir -y de aquella manera- que desempe帽贸 "un papel" en
aguaLograr aguas de calidad, ya sea para beber o para devolverla en condiciones salubres a la naturaleza supone casi un milagro de ingenier铆a y tratamiento para obtener ese l铆quido sin esquilmar recursos h铆dricos y sin que resulte excesivamente caro para la ciudadan铆a. Un milagro al que la cotidianidad le ha reducido su importancia, hasta que, por alg煤n imprevisto, nos quedamos sin agua en casa y aprendemos a valorar un l铆quido sin el que nuestra vida ser铆a imposible.
haitiJunto al agua y saneamiento, el otro gran reto es fortalecer las instituciones haitianas. Las actuales f贸rmulas de distribuci贸n de la ayuda internacional relegan al Gobierno de Hait铆 a un papel secundario frente a organismos internacionales, ONG y contratistas extranjeros.
Callar al contrario en los debates o discusiones con improperios, gritando m谩s o hablando m谩s rato no es la mejor estrategia de comunicaci贸n, y menos a煤n en una situaci贸n tan dif铆cil como la que est谩 viviendo Gri帽谩n. Si fuera su asesora de comunicaci贸n se lo dir铆a.