Ivanka Trump

Ante el veto de la hija de Trump, han ido peregrinando por las casas de Mike Pence y Barack Obama, hasta que han alquilado un sótano. No quedaba otra.
Paralelamente, la Justicia investiga una trama de sobornos para obtener indultos del presidente.
La suma: 740.000 dólares. Los implicados: Donald Trump y su hija y asesora, Ivanka.
Después de su periplo en la Casa Blanca el matrimonio se plantea volver a Nueva York, pero no lo tiene fácil.
Ninguna hija de un presidente había tenido un despacho en el Ala Oeste y acceso a información clasificada.
El esposo de Ivanka, un empresario del ladrillo sin experiencia pública y judío ortodoxo, ha logrado imponerse a críticos y escépticos como asesor estrella.
Fue el momentazo de la noche.
Los republicanos conciben las crisis económicas como problemas que cada ciudadano debe resolver por su cuenta sin esperar medidas políticas.
Dice en Twitter que es "increíble".
El vergüenzómetro por las nubes.