La naturaleza sí que sabe

Como es un pasatiempo tan generalizado y, además, es legal, mucha gente interpreta que abstenerse del alcohol es algo extraño y hasta negativo.
Mi enfermedad me ha enseñado a asumir los periodos de caos y a disfrutar de los momentos de tranquilidad.
“La mejor forma de ser constante haciendo ejercicio es disfrutar de lo que haces”.
Siempre es posible encontrar una actividad física que te encante.
Cuando te emborrachas, tu cuerpo y tu cerebro tienen que hacer horas extra para recuperarte de esos malos tragos.
La mayoría de los dolores de espalda mejoran sin necesidad de buscar ayuda profesional, pero si empeoran o duran más de seis semanas deberías ir al médico.
Ya no tengo miedo. Soy libre. Eso merece mucho más la pena que ser delgada.
Puede que te esté intentando decir algo.
Nueces, anacardos, avellanas... ¡Vota por tu favorito!
La periodista sorprendió el domingo al publicar en Instagram una foto en bikini.