tsipras

Pone orden en sus filas. El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha logrado el apoyo de Syriza para seguir negociando
Ve a nuestra portada Las negociaciones entre Grecia y los acreedores internacionales para un tercer rescate han comenzado
Facebook Tenía un plan 'b'. El exministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis había preparado un sistema de pagos y una banca
Ahora que hemos completado un ciclo -parece como si hubiera pasado un siglo desde el referéndum-, me atrevo a plantear una pregunta sacrílega: ¿qué habría pasado si hubiéramos votado 'sí'? Poco habría cambiado, en realidad. El lunes los bancos estarían cerrados. La economía se estaría deshaciendo rápidamente. Los jubilados se cocerían esperando en las colas bajo el sol. El país y sus bancos todavía necesitarían un crédito de proporciones colosales para seguir vivos. Y los términos para el rescate seguirían siendo durísimos.
Facebook Instagram El Parlamento de Grecia ha aprobado el paquete de recortes exigido por los acreedores a cambio de negociar
La postura del PSOE respecto a Grecia ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de Beatriz Talegón, que anoche
greece referendum Escuchamos que "los bancos son la columna vertebral de la economía nacional", pero ni una palabra de preocupación por el sufrimiento griego, ni sobre la austeridad sufrida, sobre el desempleo, la malnutrición, la migración de los jóvenes al extranjero, los miles de suicidios. Los defensores de la Troika se han puesto al descubierto. No están interesados en el pueblo griego; están inquietados por el sistema bancario.
Europa está abandonando su Estado de Gracia, su Olimpo de las Normas, y está haciendo algo que en el lenguaje de la política internacional se denomina llanamente como injerencia: se dirige directamente al pueblo griego para pedirle que vote 'sí' en el referéndum. Está pidiendo la cabeza de Tsipras en bandeja a sus votantes.
greece protest Este domingo, los griegos discutirán dos alternativas: austeridad y depresión interminables o la posibilidad de decidir ellos mismos su propio destino en un contexto de incertidumbre. Ninguna de las dos es acogedora. Sin embargo, con una de las opciones hay esperanza, con la otra no.
ATENAS - Arístides tiene una moderna panadería-pastelería en la calle Papanastasiou del barrio El Pireo, un vecindario de