BLOGS
21/10/2015 07:09 CEST | Actualizado 20/10/2016 11:12 CEST

Víctimas del terrorismo en la ONU

naciones unidasEsta semana, el trabajo de la ONU se centrará en esas miles de niñas y de mujeres en todo el mundo que están sufriendo las barbaries de los grupos terroristas cada día, y que además del reconocimiento del estatuto de "víctimas del terrorismo", que no existe, quieren que la ONU ayude, apoye, dé visibilidad y denuncie este sin sentido.

Foto: REUTERS

Es la primera vez que las víctimas del terrorismo, todas, tienen visibilidad en Naciones Unidas. "Para nosotras es fundamental que el terrorismo, cualquiera que sea el grupo terrorista que esté detrás, quede absolutamente condenado en Naciones Unidas, y que las víctimas, independientemente de su país de origen, tengan un estatus, unos derechos y un reconocimiento de su dolor, así como ayudas para superar la tragedia". Es Mari Mar Blanco quien se expresa así, que ha llegado junto con la directora general de la Asociación de Víctimas del Terrorismo y algunas compañeras a Naciones Unidas para formar parte de la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU de hoy miércoles. Ellas son la delegación española. Les acompañan víctimas de Boko Haram, del ISIS.... De España llega una representación de mujeres que han sufrido el terrorismo de ETA y también el de los atentados islamistas del 11-M.

"El terrorismo tiene consecuencias terribles en la sociedad, y las mujeres tenemos que formar parte, no solo de las soluciones a conflictos armados como las guerras, también de los procesos de pacificación con los grupos terroristas. Las víctimas tenemos voz, y somos ejemplo de aceptar las leyes sin atisbo de revancha", puntualiza.

Anoche visitaron el Museo del 11-S junto con el ministro del Interior, y hoy alzarán la voz en el Consejo de Seguridad de la ONU, bajo la presidencia española, con la presencia también del ministro de Asuntos Exteriores.

Cuatro mujeres y un objetivo. Y no es casual, ni que las representantes sean mujeres, ni que el objetivo sea unir fuerzas en un momento clave para el empoderamiento en el mundo de la figura femenina. La ONU está haciendo un esfuerzo considerable en la educación de los países para que tengan en cuenta a las mujeres.

Las mujeres y las niñas siguen siendo víctimas de la discriminación y la violencia por motivos de género, según el informe Las mujeres en el Mundo 2015, presentado este martes en la ONU, el cual refleja la necesidad absoluta de luchar por la equidad de género.

Los datos son estremecedores: más de un tercio de las mujeres en todo el mundo han sido víctimas de la violencia física o sexual en algún momento de sus vidas. En los casos más extremos, la violencia contra la mujer puede provocar la muerte; las mujeres representan alrededor de las dos terceras partes de las víctimas de homicidios cometidos por una pareja o en el entorno familiar. Y aunque es cierto que empiezan a cambiar las actitudes hacia la violencia, pues tanto los hombres como las mujeres consideran la violencia menos aceptable, el 60% de todas las mujeres víctimas de la violencia siguen sin denunciarla ni solicitan ningún tipo de ayuda.

Para seguir luchando contra esta terrible lacra, la ONU ha presentado sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, desarrollados a través de su Departamento de Asuntos Económicos y Sociales (DAES). Entre estos objetivos destacan:

  • Poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y niñas en todo el mundo.
  • Eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación.
  • Eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina.
  • Reconocer y valorar los cuidados no remunerados y el trabajo doméstico no remunerado mediante la prestación de servicios públicos, la provisión de infraestructuras y la formulación de políticas de protección social, así como mediante la promoción de la responsabilidad compartida en el hogar y la familia, según proceda en cada país.
  • Velar por la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles de la adopción de decisiones en la vida política, económica y pública.
  • Garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos, de conformidad con el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, la Plataforma de Acción de Beijing y los documentos finales de sus conferencias de examen.
  • Emprender reformas que otorguen a las mujeres el derecho a los recursos económicos en condiciones de igualdad, así como el acceso a la propiedad y al control de las tierras y otros bienes, los servicios financieros, la herencia y los recursos naturales, de conformidad con las leyes nacionales.
  • Mejorar el uso de la tecnología instrumental, en particular la tecnología de la información y las comunicaciones, para promover el empoderamiento de la mujer.
  • Aprobar y fortalecer políticas acertadas y leyes aplicables para promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas a todos los niveles.

Y en este contexto, España presentó la semana pasada la Resolución 2242 de la ONU, denominada Mujer, Paz y Solidaridad, por la que se busca ayudar a las mujeres a enfrentarse a situaciones realmente dramáticas en todo el mundo. Esta semana, el trabajo de la ONU se centrará en esas miles de niñas y de mujeres en todo el mundo que están sufriendo las barbaries de los grupos terroristas cada día, y que además del reconocimiento del estatuto de "víctimas del terrorismo", que no existe, quieren que la ONU ayude, apoye, dé visibilidad y denuncie este sin sentido.