BLOGS
27/04/2018 07:35 CEST | Actualizado 27/04/2018 07:39 CEST

El último viaje del tiburón ballena

Tiburón ballena

Hace unas semanas murió Sudán, el último rinoceronte blanco del mundo. Con él se extinguió una nueva especie por culpa del ser humano. Los rinocerontes blancos fueron víctimas durante décadas de la caza recreativa por millonarios occidentales y de las mil hipotéticas virtudes de su cuerno.

Para muchas especies la pesadilla continúa. Hay animales que padecen la desgracia de tener una morfología que los condena sin remedio. La forma de la mandíbula y el agudo sonido de los delfines hacen que sus gritos de sufrimiento por la cautividad a la que son sometidos en los delfinarios parezcan una manifestación de alegría.

Otro animal inmerso en una eterna pesadilla es el tiburón ballena, el pez mas grande del mundo, víctima de su comportamiento vital.

Estos gigantes del mar, que pueden medir hasta 12 metros, frecuentan las costas de algunas zonas con más turistas del mundo como el Caribe mexicano o el Mar de Joló en Filipinas. Nadan por la superficie marina, privándose de la protección de las aguas profundas a las que solo pueden acceder buzos y su alimentación a base de plancton los convierten en inofensivos para el ser humano.

Shawn Heinrichs / Barcroft Media

Tras miles de kilómetros de migración, hacia finales de mayo pequeños grupos de tiburones ballena llegan a la isla mexicana de Holbox, - mas de cien tiburones veía yo de niño – me cuenta un pescador local de Holbox – pero están dejando de venir por el estrés de los barcos de turistas. -

Cuando uno de estos gigantes asoma el lomo moteado por la superficie del mar Caribe, una docena de barcos cargados de turistas cercan al tiburón que sufre el acoso diario de cientos de personas armadas con una GoPro que se acercan a ellos hasta tocarles. Los más estúpidos incluso se agarran a la aleta dorsal - les damos instrucciones claras de que no pueden tocar al tiburón, pero como han pagado 150 dólares muchos no te hacen caso – dice un operador turístico.

Posiblemente este tiburón no regrese el año siguiente a Holbox. Principalmente porque tienen muy buena memoria y no querrá volver a sufrir este acoso. Quizás no regrese porque no sobreviva. El permanente contacto físico con los turistas lo expone a la transmisión de bacterias humanas e infecciones en la piel causadas por las cremas solares y la basura que contaminan el agua.

Al menos el Holbox respetan el ciclo migratorio y les dejan marchar en septiembre. Peor aún lo tienen los tiburones ballena atrapados en la isla de Oslob (Filipinas). Allí los barcos turísticos los alimentan con un pobre compuesto de gambas y crustáceos para que no migren, alterando su ciclo biológico y afectando a la reproducción de la especie.

Por culpa de esta alimentación artificial, identifican al barco con alimento por lo que sus 12 toneladas de peso representan un peligro para los botes cargados de turistas. Aparte en Oslob son frecuentes los cortes y golpes en la piel del tiburón provocados por las hélices de los barcos.

Tiburon ballena

¿Cómo ver el tiburón ballena de forma responsable?

Las actividades relacionadas con animales salvajes tienen dos reglas de oro que apenas cuentan con excepciones. Estas reglan son:

A.- Toda actividad que implique animales salvajes en cautividad ha de ser rechazada.

B.- Toda actividad que implique animales salvajes en libertad ha de limitarse a la observación nunca a la interacción.

Como digo, estas dos reglas apenas tienen excepciones, y éstas son los santuarios debidamente certificados por instituciones acreditadas.

Con respecto al tiburón ballena lo mas responsable es no realizar la actividad ni en Holbox ni en Oslob, ya que allí se llevan a cabo las prácticas mas invasivas.

En México y Filipinas puedes disfrutar del tiburón ballena de forma responsable. Estos lugares donde se respetan las buenas prácticas están mas alejados de las dos islas mencionadas y la actividad se contrata a empresas locales.

Infórmate bien antes de ir a nadar con el tiburón ballena y disfruta de esta experiencia única sin molestar a su protagonista. Siempre que quieras hacer alguna actividad con animales salvajes infórmate en Turismo Responsable Faada.

Faada

EL HUFFPOST PARA ENDESA