BLOGS
09/09/2018 10:09 CEST | Actualizado 10/09/2018 10:34 CEST

16 cosas que la gente no percibe porque la ansiedad es "normal" en mí

VIA UNSPLASH

Publicado originalmente en The Mighty

Por Juliette Virzi

Cuando tienes una enfermedad mental como la ansiedad, puede convertirse en algo "normal". Tanto que la gente no relaciona algunas cosas que haces con ese problema.

A lo mejor hieres los sentimientos de otras personas sin querer al evitar situaciones sociales que provoquen ansiedad. A lo mejor te muerdes las uñas o te quitas el esmalte para calmar la ansiedad. O a lo mejor arremetes contra alguien y, lo que parecía ira, solo es tu ansiedad asomando la cabeza.

Sea cual sea la situación en la que te encuentres, la ansiedad suele esconderse, y debemos saber qué buscar. La edición estadounidense del HuffPost le ha preguntado a la comunidad Mighty qué cosas hacen las personas, y no se dan cuenta de ello, porque la ansiedad es su estado "normal".

Esto es lo que la comunidad ha respondido:

1. "Me siento en grupos, escucho y observo todo y a todos, pero me mantengo en silencio y no participo en la conversación. Algunos lo confunden con bordería, pedantería y con que soy antisocial. Es solo ansiedad". — Allison M.

2. "Me doy un masaje en la sien. Mucha gente piensa que es solo dolor de cabeza o una costumbre, pero en verdad lo hago cuando no paro de pensar y sé que voy a tener un ataque de pánico". — Chase C.

3. "No mantener el contacto visual es uno de los mayores problemas sociales impulsados por la ansiedad. La gente piensa que soy borde o que no presto atención, pero en realidad es una manifestación de mi ansiedad. No puedo escuchar a alguien mirándole a los ojos, me pongo demasiado nerviosa pensando en lo que ven ellos cuando me miran". — Kristy H.

4. "Me vuelvo mala. La gente suele decirme que soy intimidante, aunque no pretendo serlo. Solo tengo esa apariencia. No la quiero, solo que no me apetece pensar en un millón de cosas a la vez sin saber cómo parar". — Jessica H.

5. "Me muerdo los labios. Lo hago siempre que estoy medianamente nerviosa y, a veces, no me doy cuenta hasta que me sale sangre". — Rebekah B.

6. "Muevo la pierna sin parar. Parece que saca de quicio a todo el mundo. La gente me dice que pare, pero no saben que no puedo controlarlo, se debe a la ansiedad". — Madison B.

7. "Sea la estación que sea, llevo demasiadas capas de ropa, porque la ansiedad me provoca escalofríos o calor diariamente. En verano, mis compañeros piensan que estoy loca por llevar sudaderas, pero de verdad que no controlo mi temperatura corporal". — Melissa P.

8. "Necesito espacio. Sobre todo mis compañeros me preguntan si estoy bien, a lo que siempre contesto 'Sí, solo cansada'. Pero cuando me agobio, me cierro en banda". — Breanna H.

9. "Hablar constantemente. Cuando estoy en público y tengo ansiedad, no paro de hablar. Mis padres siempre me llamaban mariposa social, pero solo soy maja y en esos momentos me pongo muy nerviosa". — Reba E.

10. "No puedo dejar de hacer lo que esté haciendo. Si estoy trabajando en algo, no puedo parar y hacerlo luego. Tengo que llegar a un punto en el que pueda hacer una parada o terminarlo antes de pasar a otra cosa". — Maggie B.

11. "Aguanto la respiración en sitios llenos de gente. Mucha gente me ha pillado haciéndolo, incluida mi madre, que actúa como si yo estuviera loca, pero es la única manera de evitar un ataque de pánico". — Shannon M.

12. "No dejo el móvil cuando estoy con grupos grandes o en reuniones. Me mando mensajes con mi 'gente' sobre la ansiedad que tengo". — Laci L.

13. "Me pongo a la defensiva cuando me hacen una pregunta". — Harley A.

14. "El otro día mi jefe me echó la bronca por estar yendo de aquí para allá. Me canso y me obsesiono mucho con los proyectos, y me descoloca cuando otros vienen y me hacen preguntas en medio de una tarea". — Brianna D.

15. "Me despierto con el estómago mal todas las mañanas o cuando salgo de casa. Ya es como algo normal para mí". — Christina P.

16. "No soporto no tener a mano mi cacao de labios. El olor y la acción de echármelo me relaja, y el bote es perfecto para juguetear con él y olvidarme de la ansiedad". — Sarah S.

¿Qué más añadirías?

Este artículofue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Lucía Manchón Mora

PULEVA PARA EL HUFFPOST