BLOGS
30/05/2018 07:30 CEST | Actualizado 30/05/2018 12:52 CEST

‘Booktubers’, ‘youtubers’ y autores de infantil y juvenil rejuvenecen la Feria del Libro de Madrid

Una niña pide la firma de Verónica Díaz @ModaJustCoco por su libro ‘Cuentos de miles de millones de sonrisas. La formula coquete para ser feliz’ (Aguilar), en la Feria del Libro de Madrid 2018.
WMAGAZÍN
Una niña pide la firma de Verónica Díaz @ModaJustCoco por su libro ‘Cuentos de miles de millones de sonrisas. La formula coquete para ser feliz’ (Aguilar), en la Feria del Libro de Madrid 2018.

Por Ester Ginés

Tres de cada 10 visitantes de la cita madrileña son menores de 24 años. A los cazadores de firmas de autores-ídolos de las redes se suma un espacio creado para los jóvenes. Este martes se presenta un informe sobre cómo leemos en la sociedad digital.

La media de edad baja en la 77ª Feria del Libro de Madrid. Se rejuvenece gracias a booktubers, youtubers, instagramers, influencers, autores juveniles en formatos tradicionales y fenómenos adolescentes que compiten de tú a tú con los escritores tradicionales en el Paseo de Coches del Parque del Retiro. Los jóvenes acuden en masa al parque en busca de las firmas de sus escritores-ídolos. El primer fin de semana de la cita madrileña fue una clara constatación de los cambios en los hábitos lectores donde para ellos los mundos analógico y digital son uno solo. El año pasado tres de cada diez visitantes era menor de 24 años y en esta edición pueden aumentar.

Estos autores y animadores ya no faltan en ninguna feria del libro importante. Son una pieza fundamental para atraer público más joven y dar cuenta de las corrientes literarias. Las ferias internacionales de Guadalajara (México) y Bogotá, por ejemplo, tienen desde hace varios años en sus programaciones no solo las firmas de estos autores sino actividades y congresos alrededor de ellos. Ocurrió lo mismo en la pasada Feria de Buenos Aires donde, por ejemplo, la booktuber argentina Pamela Stupi fue una de sus grandes protagonistas.

WMAGAZÍN

En España hay unos cuantos fenómenos de este tipo, desdeJavier Ruescas hasta Elashow, una niña con un canal en Youtube con una legión de pequeñas seguidoras que, acompañadas de sus padres o familiares, hicieron largas colas el fin de semana en la feria para verla y obtener una firma de su primer libro: El club de Ela. Un concurso en Musical.Ly (Destino).

Fenómenos nacidos en el mundo analógico y digital confluyen en la feria con naturalidad y como un solo mundo

Estos niños y jóvenes cazadores de firmas son los sucesores de los seguidores, desde los años sesenta, de Mortadelo y Filemón, porque cada vez que su creador Francisco Ibáñez pasa por el Retiro arrasa en públicos de todas las edades. Luego entre los más pequeños, entre los siglos XX y XXI, llegó Geronimo Stilton (Destino) aquel ratoncito periodista de la isla de Ratonia que ha conquistado a los lectores más pequeños cada vez que llega a firmar libros a la feria madrileña. Un fenómeno literario creado por la italiana Elisabetta Dami, y editado en España por Destino. Y recientemente ese camino tradicional de libros de papel de grandes seguidores y colas en el Retiro entre los adolescentes lo ayudaron a abrir nombres como el italiano Federico Moccia y los españoles Blue Jeans (este año con La chica invisible, Planeta) con un dinámico site en la web y Albert Espinosa.

Tres de cada diez son menores de 24 años

Hoy fenómenos nacidos en el mundo analógico y digital confluyen en la feria con naturalidad y como un solo mundo. Mientras los autores nativos analógicos han reforzado su presencia en el ciberespacio, los nativos digitales lo hacen en el formato tradicional.

Conscientes de las nuevas tendencias y el panorama editorial, los organizadores de la 77 edición de la Feria del Libro de Madrid han tenido en cuenta la elevada presencia del público juvenil en los últimos años –el 26% de los asistentes en 2017 era menor de 24 años– y han diseñado una programación en la que ellos tienen un peso notable.

Una de las grandes novedades de 2018 es la puesta en marcha de un espacio para jóvenes. Se trata de un escenario abierto al final del Paseo de Coches, donde se sitúan las 363 casetas. Todos abordan temáticas y formatos que se acercan a los gustos de una franja de edad comprendida entre los 14 y los 30 años.

La feria avanza y sigue indagando en la convivencia entre lo analógico y lo digital –en España, el libro digital subió el pasado año un 16% y tres de cada diez libros se publican en ebook, aunque la piratería sigue siendo una gran amenaza –. Este martes 29 de mayo en la Biblioteca Eugenio Trías tendrá lugar el encuentro ¿Cómo leemos en la sociedad digital? Lectores, booktubers y prosumidores, basado en el informe escrito por Francisco Cruces, profesor en el Departamento de Antropología Social y Cultural de la UNED y editado por la Fundación Telefónica.

WMAGAZÍN

Duelo en favor de la lectura

En la pasada edición, las ventas de libros subieron un 8% con respecto al 2016 –en total, 600.000 ejemplares con un gasto medio de 24 euros por visitante, que este año se espera superar–, y gran parte de ese ascenso lo tuvo el público adolescente y el fenómeno booktuber. El año pasado en el primer fin de semana de la feria tuvo a LunaDangelis, una conocida youtuber cuyo primer libro, Crea tus propios sueños (Planeta), superó en número de ejemplares firmados a Patria(Tusquets), de Fernando Aramburu.

Así fue como en esta edición 77 de la feria el primer fin de semana estos autores y sus seguidores convivieron en El Retiro con escritores y seguidores de nombres consagrados y populares o superventas como Arturo Pérez-Reverte, Almudena Grandes, María Dueñas o Rosa Montero, junto a los de invitados del panorama internacional como el Nobel J. M. Coetzee que acaba de publicar Siete cuentos morales (El hilo de Ariadna y Literatura Random House) y el rumano Mircea Cãrtãrescu que firmaba toda su obra y su última novela Solenoide (Impedimenta).

Entre los jóvenes editoriales en editoriales clásicas como SM siguen siendo los más vendidos las Memorias de Idhun, de Laura Gallego (lleva ya muchos años siendo de los más vendidos); Biografía de un cuerpo, de Mónica Rodríguez, Premio Gran Angular 2018; El libro de los rostros, de Ana Alonso y Javier Pelegrín; y El rostro de la sombra, de Alberto Gómez Cerdá.

Autores digitales en el Retiro

Para los visitantes asiduos y curiosos que este fin de semana paseaban por la feria, había unanimidad en las respuestas: "Los jóvenes son ahora los que triunfan", señalaba Carlos con algo de paciencia, mientras hacía cola acompañando a su hija, que aguardaba la firma de Natalia y Mayden, youtubers creadores del espacio Canal Experimentos Caseros. Ambos firmaron durante nada menos que cuatro horas su libro Maytalia y los inventores (Martínez Roca). Fue una de las firmas con más ventas del sábado, afirman desde el Grupo Planeta.

El poder de la literatura juvenil crece, y lo hace de la mano de las mujeres como autoras y lectoras

Para este conglomerado editorial, "la feria está cambiando porque la sociedad lo está haciendo". Este tipo de nuevos lectores, apasionados por las redes sociales, "son el futuro, pero eso nos permite a las editoriales tener margen para apostar por otro tipo de temas y otros escritores diferentes", defienden en Planeta.

Otra de las firmas más exitosas fue la de Ratolina, con su libro Livin' la vida beauty (Martínez Roca), y la de la Borja Montón, que tras abrir un canal de magia se ha lanzado con su primer libro, Domina la magia (Oberón). Tal es la expectación que despiertan estos autores que algunas páginas, como la web de Planeta de Libros, ya mantienen un espacio actualizado con las novedades de los youtubers más famosos del momento. No se olvidan en Martínez Roca de recordar el éxito de Paula Gonu y su De (casi) todo se aprende y en Montena de libros de Javier Ruescas como Prohibido creer en historias de amor y El (sin) sentido del amor.

Un fenómeno imparable

El poder de la literatura juvenil crece, y lo hace de la mano de las mujeres como autoras y lectoras. De eso saben mucho en Nocturna, editorial especializada en este público. "Desde 2012, las ventas no han parado de crecer y han salvado los años más duros de la crisis editorial", explica Lorenzo Rodríguez, responsable de comunicación de Nocturna. Entre las escritoras exitosas en papel y digital están Andrea Izquierdo –que en Youtube aparece como Andreo Rowling– y su Otoño en Londres, que firmará durante el segundo fin de semana de la feria; y Victoria Álvarez, y el tándem formado por Iria G. Parente y Serena M. Pascual, también con mucha presencia en redes.

Los libreros son uno de los gremios que más está viviendo esta transformación de los hábitos lectores

"Las redes sociales han permitido una relación muy directa entre autores y lectores, y creo que los adolescentes las usan mejor de lo que nos pensamos", asegura el escritor, dramaturgo y docente Fernando López. El cambio en la forma en que ahora la gente se relaciona con los libros permite, en su opinión, "acercar la literatura a los más jóvenes, algo que hasta hace bien poco era impensable".

Y aunque López es un autor en formato tradicional sabe del impulso de las redes. Su novela La edad de la ira (Espasa)es un longseller por el efecto de las redes sociales. "Ahora son los jóvenes los que deciden qué leer y qué les interesa", dice el autor cuya novela aborda la homosexualidad en la adolescencia y el acoso escolar. En esa línea temática, López participa en la antología de cuentos Lo que no se dice (Dos Bigotes) con el relato Nunca en septiembre.

El autor barcelonés, que aterrizó en el mundo infantil-juvenil en 2013 con El reino de las tres lunas (Alfaguara Juvenil) y luego siguió con Los nombres del fuego, ve las redes sociales como "un recurso más". "Están devolviendo un orgullo lector a los adolescentes, que ahora se muestran encantados de compartir las citas favoritas de sus libros y las portadas, y eso es maravilloso", y lo dice un autor de formarto tradicional. Por eso defiende que es "un error demonizar las redes sociales; hay que diferenciar las redes del uso que se hace de ellas".

La variedad es positiva para el sector del libro

Los libreros son uno de los gremios que más está viviendo esta transformación de los hábitos lectores. David Nieto, de librería Comelibros, explica que para ellos el fenómeno de los booktubers es positivo: "A la feria está llegando un público que antes no había, tanto infantil como juvenil. Había un vacío muy grande, y ahora hay nuevos formatos que les acercan la literatura de un modo más lógico que El Quijote y La Celestinaa esa edad".

Muchos padres confiesan que tienen esperanza de que sus hijos acaben siendo grandes lectores. "Venimos a la feria con ellos y les explicamos que hay libros de todo tipo, pero que lo importante es leer y que nos vean leyendo a los padres", enfatiza María que acude al evento en familia y se ha llevado un fenómeno literario juvenil que, sin embargo, no tiene nada que ver con Youtube: LosFutbolísimos (SM), de Roberto Santiago.

WMAGAZÍN

Santiago es el penúltimo fenómeno literario entre los niños con su serie Los Futbolísimos de la que ha vendido más de un millón de ejempalres desde su debut en 2013. Uno de los autores juveniles que siempre triunfa en la feria madrileña es Jordi Sierra i Fabra. Otros que han aportado mucho en este siglo son Maite Carranza y Laura Gallego. Ellos forman parte del club que a nivel internacional abrió J. K. Rowling hace 20 años con su serie de Harry Potter y varios años después amplió Jeff Kinny con su serie de el Diario de Greg.

En Anagrama, aunque su media de edad está entre los 30 y los 50 años, confiesan que tienen muchos lectores en la veintena que acuden por títulos de Irvine Welsh –Trainspotting sigue siendo un fenómeno de ventas– y Charles Bukowski. Ellos se muestran encantados de que haya más público joven en la feria, porque "son clientes nuevos, futuros lectores que ayudan al sector del libro".

Las firmas seguirán marcando los fines de semana, y volvera el duelo beneficioso para la lectura entre consagrados analógicos y las generaciones nativas digitales. Fernando Aramburu regresará a la Feria del Libro en el segundo fin de semana, y con el nombres como Agustín Fernández Mallo, Clara Usón, Manuel Vilas, Almundena Grandes, Lorenzo Silva, Víctor del Árbol o Clara Obligado. Y volverán a compartir escenario con varios booktubers como Bicheando Libros, Josu Diamond, Raquel Bookish y La libreta de Martitara. Más allá de las firmas, todos hablarán sobre cómo construyen las recomendaciones literarias en este medio y darán ideas sobre cómo construir un canal de vídeo en YouTube dedicado a la literatura.

Este artículo se publicó originalmente en la web de WMagazín, la revista literaria online dirigida por el periodista Winston Manrique Sabogal, un espacio para conversar con sosiego sobre literatura, donde él es cronista de encuentros, reportajes y entrevistas a ambos lados del Atlántico, y los lectores son los coautores, con sus lecturas y comentarios.

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST