BLOGS
11/04/2018 07:22 CEST | Actualizado 11/04/2018 07:22 CEST

Mircea Cărtărescu gana el Premio Formentor de las Letras 2018

El escritor rumano es uno de los candidatos al Nobel de Literatura

W Magazin
Mircea Cărtărescu

Por Winston Manrique Sabogal

El gran escritor rumano es distinguido con este premio por su obra que "impulsa la transformación radical de la conciencia humana" en una narrativa que expande los límites de la ficción. Es uno de los candidatos al Nobel de Literatura.

"Sólo quiero desenmascarar la realidad, abrir puertas a laberintos imposibles de desentrañar y para ello escribiría aunque no quedase ni un solo lector en el mundo".

Este es el autorretrato literario y guía de intenciones del poeta y narrador rumano Mircea Cărtărescu (Bucarest, 1956) distinguido con el Premio Formentor de las Letras 2018. El jurado ha destacado la "poderosa habilidad narrativa del autor y su excepcional conocimiento de la biblioteca universal". Una obra, añade el jurado, "destinada a impulsar la transformación radical de la conciencia humana" con una fuerza narrativa que ha expandido los límites de la ficción.

"La obra de Mircea Cărtărescu es un relato infatigable y seductor, deslumbrante y verosímil", afirma el jurado. Y agrega que su obra "integra en un único ímpetu narrativo la evidencia de la realidad, la cartografía de la memoria, la energía creativa del sueño, la libertad de la imaginación y la pulsión de los deseos". El escritor rumano se une a un premio que ya obtuvieron autores como Jorge Luis Borgs, Samuel Beckett, Carlos Fuentes, Javier Marías o Roberto Calasso.

El autor de obras como Solenoide (Impedimenta) ha agradecido el premio con una carta:

Me siento enormemente honrado por la concesión de este premio, que acepto del modo más humilde y con enorme emoción, puesto que el Formentor es uno de los premios literarios más prestigiosos no solamente del ámbito europeo, sino del mundo entero de las letras. Mi humildad se acentúa cuando me comparo con los brillantes escritores que me antecedieron, a quienes no solamente respeto, sino que han sido mis maestros en múltiples sentidos.

Puedo decir que muchas de las figuras reconocidas con este galardón me han inspirado, han hecho de mí el escritor que hoy soy y son objeto de mi más profunda admiración. Nunca pude soñar, desde mis comienzos como escritor, hace ya casi cuatro décadas, que mis obras concitaran esta devoción y consideración por parte de tantos lectores en español, gracias, en gran medida, a la impagable labor de mi traductora, Marian Ochoa de Eribe, y de mi editorial en este idioma, Impedimenta. Prometo hacer todo lo que esté en mi mano para estar a la altura de los autores que ganaron este galardón antes que yo. Nos veremos pronto en la bella isla mediterránea de Mallorca.

El jurado, reunido este año en Buenos Aires, en la Biblioteca Nacional de Argentina, estuvo integrado por Alberto Manguel (ganador de la edición 2017), Francisco Ferrer Lerín, Andrés Ibáñez, Aline Schulman y Basilio Baltasar. El galardón está dotado con 50.000 euros y reconoce el conjunto de una obra sin distinciones de países o idiomas. El Premio Formentor de las Letras es un reconocimiento a la calidad e integridad de los autores cuya obra consolida el prestigio y la influencia de la gran literatura. El galardón literario sostenido con el mecenazgo de las familias Barceló y Buadas, fue creado en 1961 por un reputado grupo de editores europeos (Carlos Barral, Gallimard, Einaudi, Rowolt...). La ceremonia de entrega del premio será el 5 de octubre en Mallorca, dentro del marco de las Conversaciones Literarias de Formentor que este año llegan a su XI edición.

Ha publicado más de 30 libros, traducidos a 23 idiomas y ha obtenido los más importantes premios literarios rumanos y multitud de galardones internacionales

Un candidato a Nobel

Mircea Cărtărescu es poeta, novelista, crítico literario y periodista, miembro de la Unión de Escritores Rumanos, del PEN Club rumano y del Parlamento Cultural Europeo. Ha publicado más de 30 libros, traducidos a 23 idiomas. Cartarescu ha obtenido los más importantes premios literarios rumanos y multitud de galardones internacionales, como el Premio de la Feria de Leipzig al Entendimiento Europeo, el Premio de Literatura de la Casa de las Culturas en Berlín, el Premio del Estado Austriaco a la Literatura Europea, el Premio Gregor von Rezzori y el Premio Thomas Mann de Literatura. Y su nombre suena hace algunos años como candidado al Nobel de Literatura.

En 1990, durante la dictadura de Ceausescu, el escritor publicó el poemario El Levante (Impedimenta). Tres años más tarde su primera obra narrativa compuesta por cinco relatos: Nostalgia(1993), que se abre con El Ruletista (editado en España de modo independiente por Impedimenta en 2010). Siguió Lulu(1994) y con su monumental trilogía Cegador (1996-2007), que será recuperada próximamente por Impedimenta en traducción directa del rumano. Sus relatos son Las Bellas Extranjeras yEl ojo castaño de nuestro amor. Su última novela, Solenoide (2015) ha sido aplaudida por la prensa en español. La editorial tiene previsto empezar a publicar en otoño su aplaudida trilogía Cegador (I.- Ala izquierda), con traducción de Marian Ochoa de Eribe.

El escritor rumano creó con Solenoide uno de los mejores libros de los últimos años donde convoca los géneros literarios en una narración hipnótica. El candidato al Nobel contó en una entrevista a WMagazín las claves de esta obra: las fronteras de la realidad, la imaginación y el cerebro. Puedes leer la entrevista en este enlace.

Mircea Cărtărescu, "un autor total, poliédrico, que se considera a sí mismo hijo de Mihai Eminescu y Tudor Arghezi en la misma medida que de Ernesto Sabato, Augusto Roa Bastos, Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez o Jorge Luis Borges, acostumbra a sentar posiciones políticas en público contra las élites gobernantes rumanas y cualquier tendencia antidemocrática. Muchos consideran que podría ser el primer escritor en lengua rumana en obtener el Premio Nobel de Literatura, y es el autor rumano más apreciado en el extranjero".

Este premio coincide con que Mircea Cărtărescu será el encargado de inaugurar la próxima Feria del Libro de Madrid porque Rumanía es el país invitado.

Este premio coincide con que Mircea Cărtărescu será el encargado de inaugurar la próxima Feria del Libro de Madrid porque Rumanía es el país invitado

Historia del Formentor

Esta es la segunda etapa del Premio Formentor que nació en 1961 y se entregó hasta 1967. Luego se suspendió y reapareció en 2011 con el mecenazgo de la familia Barceló, propietaria del hotel Barceló Formentor, en Mallorca, donde se han realizado estas citas, y la familia Buadas, antigua propietaria del hotel en los sesenta.

En su primera etapa, el Premio Formentor convocó a los más destacados escritores de la época. Tenía dos modalidades: Internacional en la cual distinguía a un autor de prestigio universal: Samuel Beckett (por Triología), Jorge Luis Borges (Ficciones), Uwe Johnson (Conjeturas sobre Jacob), Carlos Emilio Gadda (El aprendizaje del dolor), Nathalie Serraute (Les fruits d'or), Saul Bellow (Herzog) y Witold Gombrowicz (Cosmos). Y el Premio Formentor, como tal, que galardonaba una novela presentada por las editoriales que participaban: Juan García Hortelano (por Tormenta de verano), Dacia Maraini (ETA del malessere), Jorge Semprún (El gran viaje) y Gisela Elsner (The Nightclerk).

En este siglo, el Formentor ha buscado recuperar el ambiente cultural y vanguardista y el prestigio a través de la distinción a una serie de autores por su obra. Los ganadores han sido Carlos Fuentes, Juan Goytisolo, Javier Marías, Enrique Vila-Matas, Ricardo Piglia, Roberto Calasso y Alberto Manguel. La entrega se hará el 5 de octubre e incluye las jornadas literarias en la que participa una treintena de autores y expertos alrededor de un solo tema.

"Con la restauración del Premio Formentor quisimos conmemorar la forja de una disidencia literaria y la vitalidad de una tradición estética y moral, contribuir a la difusión de las influencias culturales más notables y consolidar la presencia de las grandes obras de arte", ha dicho en varias ocasiones Basilio Baltasar, director de Fundación Santillana, uno de los organizadores del premio.

AOL

Mircea Cărtărescu da sentido a un catálogo como el de Impedimenta, con vocación no solamente de recuperar, sino de "fabricar nuevos clásicos"

Gran apuesta de Impedimenta

"Mircea Cărtărescu es un autor que da sentido a un catálogo como el de Impedimenta, un catálogo literario con vocación no solamente de recuperar, sino de "fabricar nuevos clásicos" (la verdadera labor del editor, por otra parte)", dice Enrique Redel, su editor en España y que ha creído siempre en el escritor rumano. Para Redel, " Cărtărescu es un autor que siempre juega a explorar los límites de lo expresable, a enseñarnos lo que hay 'más allá' de los campos creativos trillados. Varias veces le he oído decir que la verdadera literatura no obedece a más condicionamientos que a la propia vida interior del autor. Y la literatura que él practica está dotada de esa personalidad única que no tiene en cuenta más que su propia vivencia personal ("Mi mundo tiene el diámetro de mi cráneo", le hemos oído decir en alguna ocasión). Eso da lugar a una obra dotada de una fuerte dimensión moral, de una honestidad y una brillantez y originalidad desusadas en estos tiempos de libros de consumo rápido. Cada uno de sus libros (eso lo cuentan sus editores) cuando se publican, suelen ser considerados 'su cumbre insuperable', que dan por alcanzada. Cumbre que supera, invariablemente, con su siguiente obra. Y así lleva casi cuarenta años, subiendo ochomiles".

Para acercarse a la obra del ganador del Fomentor 2018, Redel da algunas claves: "Sumergirse en las obras de Cărtărescu (lo sabrá quien lo haya leído) supone enfrentarse a un tipo de Literatura con mayúsculas, en estado puro, que no conoce concesiones. Unas obras en las que temas como la memoria y el sueño y los mundos de la mente y las ruinas y Bucarest y la libertad y Europa como tradición cultural, como artefacto cultural, se elevan a motivos universales, conformando una obra irrepetible, de una exuberancia y una hermosura intoxicantes (y elijo bien la palabra: intoxicante, invasiva, plena). Lo dijo su editor rumano, Gabriel Liiceanu glosando Solenoide, y tiene razón: de la lectura de Cartarescu uno sale transformado, en cierto modo tu vida se corta en dos, dejas de ser un lector común, como cuando lee a Homero, o a Kafka, o a Kant o a Heidegger. Coincido completamente con Liiceanu".

Este artículo se publicó originalmente en la web de WMagazín, la revista literaria online dirigida por el periodista Winston Manrique Sabogal, un espacio para conversar con sosiego sobre literatura, donde él es cronista de encuentros, reportajes y entrevistas a ambos lados del Atlántico, y los lectores son los coautores, con sus lecturas y comentarios

MÁS:Blogs

ESPACIO ECO