INTERNACIONAL

Fallece una niña refugiada después de que los traficantes tiraran su insulina al Mediterráneo

18/07/2015 20:40 CEST | Actualizado 18/07/2015 21:03 CEST
ACNUR

Un patrón de patera ya debe contar, de serie, con una falta de escrúpulos notable como para embarcar con personas desesperadas, inmigrantes y refugiados, y cobrarles montantes desorbitados, abusar de ellos, robarles sus pocas pertenencias. Pero lo que han hecho estos mafiosos supera todo esto: una niña siria de diez años, enferma de diabetes, ha fallecido en pleno trayecto a la costa de Sicilia después de que los traficantes que gobernaban su embarcación tiraran su insulina al mar, según ha informado el diario L'Osservatore Romano.

La pequeña fallecida viajaba con otras 320 personas en una embarcación con un sobrepeso que los patrones intentaron eliminar arrojando por la borda las pertenencias de los inmigrantes, entre ellos tres viales de insulina, sin los cuales la niña entró en un coma diabético y murió, según el diario.

El padre, además, se vio obligado a arrojar al mar el cuerpo de su hija y relató su historia a las autoridades italianas nada más llegar a la costa siciliana.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA