POLÍTICA

El PSOE se enfrenta "sin miedo" a la posible coalición Podemos-IU

22/04/2016 14:28 CEST | Actualizado 22/04/2016 14:28 CEST
GTRES

Podemos e Izquierda Unida se acercan cada día más para formar una candidatura a nivel nacional. Una lista anhelada por muchos sectores de la izquierda y que aspiraría a luchar contra el PSOE por el papel principal en este espectro ideológico.

Este miércoles se removían las aguas de la izquierda al aflorar la posibilidad de que haya acuerdo dentro de Podemos para pactar a nivel nacional con IU en caso de tener que ir de nuevo a elecciones el 26 de junio. El PSOE observa atentamente los movimientos de estos partidos con los que compite por el voto.

En las pasadas elecciones generales, los socialistas consiguieron 5.530.779 votos en tanto que Podemos y sus confluencias lograron 5.189.463 e IU, 923.133. La suma de estos dos últimos superaría los 6,1 millones de votantes.

(Sigue leyendo después de la imagen)

alberto pablo

FERRAZ: "PARA NADA TENEMOS MIEDO"

“Nosotros estamos ahora en las soluciones, no en las coaliciones”, dicen desde el entorno de Pedro Sánchez a El Huffington Post. Lo que sí dejan claro fuentes de Ferraz es que “para nada” tienen miedo a un posible sorpasso en la próxima cita electoral como defienden dirigentes morados.

“Si los partidos de izquierdas se unen para ganar a la derecha, bienvenido sea. Ahí estaremos con ellos”, dicen las fuentes, que recalcan que el objetivo de IU y Podemos debería ser desplazar al PP del poder y no superar al PSOE. “Eso nos parecería ridículo”, agregan. En la sede socialista no han sentado nada bien las declaraciones del secretario de Organización de los morados, Pablo Echenique, en las que decía que la alianza “podría dar el sorpasso al PSOE”.

Iglesias ha entrado en modo pánico

A juicio del núcleo duro de Sánchez, esta posible unión se debe a que Iglesias ha entrado “en modo pánico” porque “sabe que va a tener una fuga de votos increíble hacia IU y el PSOE”. En este sentido, cree que Podemos se ha visto forzado a este movimiento porque sabe que “no se va a producir el voto de la ilusión, que era el descontento con el PSOE”, en el caso de que haya que ir otra vez a las urnas.

(Sigue leyendo después de la imagen)

sánchez

Por eso, dicen irónicamente las fuentes, para Iglesias IU ahora “ya no es triste ni tiene la mochila de 1978”. “Los necesitan porque saben que están perdiendo en las encuestas”, apostillan desde Ferraz. Asimismo, opinan que Iglesias va en busca ahora de Izquierda Unida para “blanquearse” después de haber votado junto al PP contra la investidura de Sánchez.

Si vamos a elecciones, es culpa de Iglesias

El PSOE van a resaltar durante estos días que Sánchez es “el único político que puede demostrar que ha hecho algo desde el 20 de diciembre, mientras que Iglesias bloquea”. “Si vamos a elecciones, es culpa de Iglesias. Pedro le dijo el otro día en los pasillos del Congreso ‘estoy aquí, tengo la mano tendida’. Pero se preocupa ya de la coalición, él sabrá”, sostienen las citadas fuentes.

Durante estos días, a juicio del entorno de Sánchez, se ha evidenciado que el líder de Podemos se “preocupa por los sitios”: “su obsesión por los sillones”.

PREOCUPACIÓN ENTRE LOS CRÍTICOS

Este es el mensaje que se transmite desde la dirección del PSOE. En cambio, sectores críticos con Sánchez, muestran una mayor preocupación ante la posible unión de Podemos e Izquierda Unida y recuerdan que la suma superaría en votos a los socialistas.

Además, una parte del partido cree que los socialistas se van a encontrar con la dificultad de explicar durante las elecciones el pacto con Ciudadanos, que contiene aspectos de “derechas”. En Ferraz, siempre se recuerda que esa unión fue apoyada por el 80% de los militantes en la consulta interna.

El sector crítico con Sánchez, entre los que se encuentran algunos de sus más firmes apoyos cuando llegó a la Secretaría General hace algo más de dos años, muestra su preocupación de cara a la más que probable próxima campaña electoral. De hecho, se produjeron movimientos internos para apoyar a la presidenta andaluza, Susana Díaz, de cara al congreso del partido que debería haberse celebrado en el mes de mayo.

Al final, Ferraz y las federaciones pactaron retrasar el cónclave socialista -en el que se debe elegir a la nueva dirección- hasta que se forme Gobierno en España. Esto supone que, en caso de repetirse elecciones, lo que se deben celebrar son primarias para escoger al candidato socialista. Sánchez ha reiterado que quiere volver a ser el cabeza de cartel y en el horizonte no aparece ningún posible aspirante con la fuerza para desplazarle para el 26-J.

Muchos de los integrantes del sector crítico se preguntan también por qué Díaz al final no ha decidido atacar durante este periodo de incertidumbre política. La presidenta, según fuentes conocedoras de sus movimientos, les ha trasladado que no existía un clima a favor entre todos los barones, que entendían que suponía abrir una guerra en pleno proceso de negociación del Gobierno y a las puertas de unas elecciones generales.

(Sigue leyendo después de la imagen)

pedro sánchez

Un ‘susanista’ confiesa que incluso el mejor escenario para ella sería “el 27-J”. Es decir, si se repiten elecciones y Sánchez no gana, los barones podrían forzarlo a dimitir. Entonces, la dirigente andaluza podría ocupar el cargo y continuar al frente de la Junta. ¿Cómo haría oposición desde Madrid? Podría obtener un asiento en el Senado a través del cupo reservado para la designación por parte de los parlamentos autonómicos.

No obstante, algunos de los nombres que pedían a Díaz que plantara cara a Sánchez creen que puede perder su oportunidad. “Ahora o nunca”, le han comentado a la presidenta andaluza ante su miedo a una nueva caída electoral. “Ahora estamos en la dialéctica Sánchez-Díaz, pero eso puede cambiar rápido en un partido como el PSOE”, comenta una fuente, que recuerda que tras la marcha de Rubalcaba la lucha parecía entre Carme Chacón, Patxi López y Eduardo Madina. Al final, Sánchez logró llegar al despacho más importante de Ferraz.

Y es que el problema de las confluencias y la unión de las candidaturas remueve las tripas internas de todos los partidos de la izquierda. En el PSOE azuza el enfrentamiento entre ‘sanchistas’ contra ‘susanistas’, en Podemos se libra la batalla entre ‘pablistas’ y ‘errejonistas’ y en IU se prepara la guerra entre los partidarios de Garzón y el sector de Izquierda Abierta.

Y es que el soprasso no está tan claro en todos los sectores de Podemos si se unen a los socialistas. En opinión de los ‘errejonistas’ ir con IU puede identificarles con un “frente de izquierdas”, lo que iría en contra con su imagen de formación “transversal”. Además, no quieren ni las siglas ni la deuda que arrastra el partido de Garzón. Y es que el puesto que jugaría el diputado malagueño también inquieta en un sector de Podemos, que ve como Errejón pierde cada día fuerza interna. Desde Ferraz se entiende que el acercamiento a los morados sería más fácil precisamente si el portavoz parlamentario tuviera más poder de decisión.

La izquierda se prepara para el 26 de junio.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Pedro Sánchez, el candidato que nadie esperaba

- Las luces y las sombras del papel de Susana Díaz en el PSOE

- 26-J: ¿Quién es el culpable?

NOTICIA PATROCINADA