INTERNACIONAL
11/06/2012 18:25 CEST | Actualizado 11/06/2012 18:25 CEST

Hosni Mubarak, reanimado en dos ocasiones con un desfibrilador

EFE

El estado de salud del expresidente egipcio Hosni Mubarak podría haber empeorado y ha tenido que ser reanimado en dos ocasiones con un desfibrilador, según informa la cadena de televisión pública británica BBC una responsable del Ministerio del Interior de Egipto.

Según fuentes de los servicios de seguridad egipcios consultadas por la agencia Reuters, el expresidente egipcio tuvo que ser conectado a un respirador artificial hasta en cinco ocasiones en un mismo día la semana pasada.

Mubarak, de 84 años de edad, fue condenado el pasado 2 de junio a cadena perpetua por la muerte de miles de manifestantes a manos de las fuerzas de seguridad del régimen en la ola de protestas que culminó con su renuncia como jefe del Estado el 11 de febrero de 2011.

El general de Brigada Ayman Hilmi, destinado en el Ministerio del Interior egipcio, ha indicado que el expresidente egipcio también padece problemas de tipo psicológico.

Al parecer, se encuentra en situación "inestable, sufre depresión y a veces se niega a comer y beber".

Sin embargo, el corresponsal de la BBC en El Cairo, Jon Leyne, ha encuadrado la noticia del empeoramiento de la salud del expresidente en un intento del propio Mubarak y su familia para conseguir su traslado desde la prisión de Tora al cómodo hospital militar en el que había permanecido hasta su encarcelamiento. Las autoridades no descartan que se produzca este traslado.

Mubarak fue condenado junto al que fuera su ministro de Interior, Habib al Adli, a cadena perpetua por la muerte de manifestantes durante la revolución que acabó con su renuncia en febrero de 2011.

PULEVA PARA EL HUFFPOST